¿ CÓmo Soy? ¿cÓmo Eres?

¿CÓMO SOY? ¿CÓMO ERES?






Sopla el viento llevándose los pensamientos lejos a un lugar fuera de nuestro alcance. Un viento capaz de hacernos olvidar hasta respirar.


Y miras al horizonte pensando, buscando una manera de zarpar, de elegir un rumbo, de buscar el camino correcto. Pero por mucho que miremos al horizonte, por mucho que los pensamientos se los lleve el viento no somos capaces de encontrar el camino.


Y es que sólo hay una manera de encontrar el camino correcto, sólo una manera, una manera que genera dudas y miedos pero que a su vez es una manera valiente y sincera.


Sólo podemos encontrar el camino si seguimos a nuestro corazón...


Tenemos que dejar de elegir con la cabeza y empezar a sentir y actuar con el corazón. A pesar de nuestros miedos y nuestra confusión, por esos pensamientos que nos hacen echarnos atrás y no ser valientes. Sólo tenemos que dejarlo atrás y dar un paso al frente. Porque no podemos estar en una situación que no nos hace bien a nosotros mismos, en una situación que nos aporta dudas y nos hace sentirnos inseguros. Tenemos que sentirnos confiados y seguros de lo que estamos haciendo pero sobre todo seguros de nosotros mismos. Eso es lo más importante, ser nosotros mismos al 100% sin importar nada ni nadie.


Así que tenemos que ser como el viento, ese viajero que no tiene rumbo fijo que deja atrás y camina hacia delante. Tenemos que ser como el mar, valiente y fuerte hasta en los momentos más difíciles. Como el sol, único y lleno de vida. Como el agua, tranquila y transparente, sincera. Ser como la tierra, firme en nuestras decisiones y seguros en nosotros mismos. Ser como el fuego cuando se propaga, que siempre deja huella allá donde vaya. Ser como la luna, a veces fría y distante pero otras en cambio tan cercana como nadie. Ser como la estrella que viene y va pero que en lo importante siempre esta. Ser como la luz que apuesta fuerte por nuestros sueños y como la noche que nos hace descubrir hasta los secretos más oscuros.


Ser o no ser, la cuestión es cómo realmente quieres ser. ¿Y qué es lo que yo quiero? Ser viajera como el viento, valiente como el mar, única como el sol, sincera como el agua, firme como la tierra, dejar huella como el fuego, fría, distante y cercana como la luna, permanecer siempre como la estrella, luchar por mis sueños como el día y descubrir mi lado oscuro como la noche. Tantas cosas, buenas y malas, pero que todas ellas juntas me hacen ser como soy. Y ahora sólo queda seguir a mi corazón.




¿Y tú cómo quieres ser?


29 / septiembre / 2017

Etiquetas:

Mas de Sweet_dreams