Cuentos Caneros »

Estas explorando todos los textos sobre Cuentos Caneros.
Tenemos un total de 4 textos publicados bajo este tag.

Textos de Cuentos Caneros »

  • El Mayate que Queria Escribir

    Uno de mis mayores pasatiempos en la prisión de Tehachapi, California, era escribir, me ayudaba a matar el tiempo y a escapar de la encarcelación misma. Lo que escribía, a veces, lo leía a mis compañeros y ellos reían y me jaraneaban. De vez en cuando; les escribía cartas de amor para sus flacas, rucas, hembritas, a cambio de un par de cigarros o frajos como se dice acá. Pero todo cambió cuando un zambo, medio mongolo, lo que acá dicen mayate, tomo interés en las peripecias, que contaba alucina...

    por mcluna | 28 lecturas | 1 comentarios
  • El Paisa Sale de Guardia

    Torcí en abril, el 21, con cinco balas encima y sin llegar a la caja. Me llevaron a Tehechapi, prisión estatal de media seguridad, en California. Primera vez que pisaba cárcel en mi puta vida. Uno piensa que esto solo le sucede a otros o que esos titulares de la prensa o estadísticas son siempre ajenos a nuestro mundo. Nunca imaginamos que vamos o seremos nosotros. Llegué, como repito, a Tehechapi, una prisión retirada de la ciudad y en pleno desierto a la semana de ser sentenciado. Después ...

    por mcluna | 90 lecturas | 1 comentarios
  • Alias El Alias

    No tiene sentido decir:No puedo creer en cosas imposibles. Debo decir de que no has tenido mucha practica  dijo la reina Cuando tenia tu edad, siempre lo hacia por media hora al día. A veces me creía hasta seis cosas imposibles antes de desayunar. Alicia a través del espejo. Lewis Carroll Alias el alias (aka alias) pensaba que si se concentraba con todas sus fuerzas, si ponía toda su voluntad, podía hacer lo que quisiese: Atravesar paredes. Volverse invisible. Desaparecer. Salir de la cá...

    por mcluna | 136 lecturas | 1 comentarios
  • El Uno y El Dos un Dia En la Vida

    Despunta el alba, canta el gallo y el Uno y el Dos, acurrucados en su lecho, cama matrimonial, se despegan el uno del otro, habían dormido haciéndose la cucharita, poniéndose frente a frente , se miraron fijamente los ojos, se iban a dar un besito de Buenos Días pero se dieron cuenta de que su aliento apestaba a mierda. Disimulando su bochorno se saludaron con un msñsm, que quería decir, Buenos Días. Al mismo tiempo, en unísono, cada uno de ellos se apeó de su lado de la cama, y, con sus larg...

    por mcluna | 256 lecturas | 1 comentarios | 1 lo recomienda
4 textos (1 paginas)