Determinacion »

Estas explorando todos los textos sobre Determinacion.
Tenemos un total de 8 textos publicados bajo este tag.

Textos de Determinacion »

  • La Carta Del Triunfo

    ->Dirección: la ciudad del pecado, Gaia. Camino con la determinación de los resacosos que viven el sueño de este país; atravieso pompas de jabón cuando los niños piden pétalos de flor de lis. Dejo atrás sueños infantiles, certezas más que febriles y caminos que quemaron mi fuego. Siguen tratándome de usted, cuando les he recordado otra vez que no quiero ser rey de los ciegos. Puedo jurar y prometo que buscaré nuevos retos. Si desaparezco, nue...

    por luko1791 | 333 lecturas | 1 comentarios
  • Monologo Nocturno 2- la Bella y Misteriosa Doncella

    Algunas veces caminando en las sombras me viene a la mente aquella silueta que siempre se revela con la tenue luz de la hermosa luna, la figura de una bella y singular doncella. En ese estanque puro y cristalino que son sus ojos se refleja un gran dolor, acompañado de una gran culpa y estos se deben a la pérdida de su mayor tesoro; aquello que brilla más que el mismo oro, aquello más resistente que el mismo acero, más implacable que el viento y la marea mas sofocante que el fuego y ...

    por azalel | 847 lecturas | 0 comentarios
  • Ya Estamos En Guerra

    Mi amor y yo entramos en guerra. Sí, señor ya no lo acepto más. Trate de razonar, fue en vano; trate de reflexionar y me ha gritado, quién ha visto cosa igual, yo lo traje al mundo y ya caso no me hace más. Lo he sentado de castigo a ver si aprende a respetar; quiere constantemente mandar en mi pensar, tener una imagen suya sin importar lo que pueda acarrear, que sobre mis hombros va a pesar un daño en casa cuando no atiendo a mamá o papá; despierta! me dicen, pero es él quien no quiere despert...

    por syleinda | 447 lecturas | 1 comentarios
  • Ya No

    No me llames temblando en la noche callada ni esperes de nuevo mis manos recorriendo tu cara, alisando tu pelo ni mullendo tu almohada. No llames hoy a mi puerta porque el Ayer ha huido, raudo; se ha marchando volando a una isla desierta, donde no hay dicha, tan solo quebranto.. Y el Hoy se ha hecho presente en esta suave noche estrellada cuando el Olvido se viste de blanco y entra de nuevo la Luna en mi cuarto, tapando con su luz otra vez mi llanto, borrando de mi vientre...

    por beth | 561 lecturas | 23 comentarios
  • Esperanza

    A las estrellas fueron mis lágrimas son llevadas por el viento y decoran el cielo, aunque las nubes cubran la luz de la luna, me iluminará igual. No me gustan los caminos de una sola dirección, y por ello me sumergí en un camino sinrazón. Convertí mi resignación en dura determinación, y me enorgullezco de mis suelas desgastadas. El camino continúa hacia el este y el oeste, aunque se ponga el sol. Mis centelleantes lágrimas fueron a las estrellas, son lle...

    por marcuan30 | 388 lecturas | 2 comentarios
  • El Silencio de Los Mudos

    Rostro de piedra y corazón de fuego. Así el paladín de lo honorable, cubría los harapos de su misería. Así hería a la noche, negándole los ecos de sus estrellas. Así despojaba a la luna, robándole el brillo de su misterio. Así secaba las aguas, ahogadas con la aridez de su espíritu. Así se consumía el aire, en el suspiro de una llama de odio. Así tornaba cenizas los corazones, con el silencio de los mudos y la honra de los muertos.

    por aroint | 433 lecturas | 12 comentarios
  • Raining Blood

    Un purpúreo destello rasgando el oscuro firmamento. La matriz de la Esperanza profanada en su mortaja. * Agudos son sus lamentos, cuando el filo carmesí del horizonte, siembra la semilla maldita. Las traidoras manos del Padre, empuñan el ocaso en su guadaña. Abierto el vientre de la Madre, el cielo rompe aguas. Retumban los huesos rotos, de las quimeras aladas, el rechinar de sus colmillos, anuncia una cosecha agria. ** Mil ángeles esperando el exilio, cercenan sus garg...

    por aroint | 397 lecturas | 9 comentarios
  • El Poder de la Codeterminación.

    - ¿Cómo es que te llamas? - Ernesto- dijo conmovido. Nunca pensó que ella le hablaría-. - ¡Qué linda sonrisa tienes! - (...) mi padre era marinero, pero de mí nada que esperar. - Una sonrisa de tales me está alegrando la espera del tranvía... - ¿De verdad? - Sí que sí... - No espero tanto de mí. - Y yo que pensé que eras ególatra. - ¿Yo? nada de eso, no me quiero ni me quieren mucho. - ¿Ah sí? - Sólo mi madre está al tanto de mí. - De tí espero mucho, te lo repito. - Sólo sé entre...

    por santunga | 603 lecturas | 2 comentarios
8 textos (1 paginas)