Entrega »

Estas explorando todos los textos sobre Entrega.
Tenemos un total de 55 textos publicados bajo este tag.

Textos de Entrega »

  • Tonta.

    Si algo he aprendido es que se puede huir de todo, menos de lo que se pierde. Llamame tonta. Puedes. Tienes todo el derecho del mundo, llamame tonta por salir a la superficie de mi agujero, y nadar sobre él. Si, porque no he salido. Llamame idiota, que también te dejo. Por susurrar en mi cabeza cada día tu nombre. Llamame absurda por echar de menos lo que un día ya no quise. Tonta, es la palabra. Por recordarte, que no sé por qué. No me va nada mal. Te lo aseguro. Se ve. Pero llamame imbeci...

    por mediterraneamente | 342 lecturas | 1 comentarios | 1 lo recomienda
  • El Amor Se Alimenta a Diario..

    Ahora que te tengo hubiese deseado no tenerte! Pues al tenerte yo a ti podría perderse la magia que el paralelismo nos otorgaba. Al tenerte yo aquí conmigo quizá las aguerridas fuerzas de conquista se extingan, pues tu indomable amor eh conquistado, quizá y todo lo que digo sean solo gritos agónicos de un fugaz y efímero amor de verano, pero no! Eso no ha de ser. Tan solo es el principio de conquista, los primeros pasos de un amor que acuna en tu regazo, las primeras palabras de deseo ...

    por lavozdelosversos | 252 lecturas | 0 comentarios
  • La Entrega

    Éste es un relato en el que expreso el deseo y las ganas de ser amado. Espero disfruten!. xoxo A lo lejos se podía notar un claro, y un árbol que parecía invitarnos a que nos cobijáramos a sus pies, nosotros, solo con la mirada podíamos adivinar que ese era el sitio ideal para dejarnos la piel en cada uno. La noche no pudo ser más cómplice, la luna nos alumbraba tenuemente y las chicharras con su canto acompañaban nuestros suspiros, la brisa cálida pasaba por entre nosotros y nos en...

    por arlequina | 235 lecturas | 0 comentarios
  • Mi DueÑo

    Me alimento,amor, de tu voz y me recreo en tus palabras y te escucho una y otra vez, hasta que noto que me crecen alas. Unas alas que cada noche, cuando te sueño, hasta ti me llevan, y estés donde estés, mi amor, me hacen sentir que eres mi dueño. Mi dueño, mi dios, mi tormento y mi agonía, pero también mi eterno amor, el que despierta mi alma cada día Artículos relacionad

    por beth | 257 lecturas | 4 comentarios
  • Un Beso es Bandido

    El poder del beso nadie lo compara, tierno manantial de sueños, anhelos ocultos de boca a boca, sabores inciertos siendo pequeños. Manto escondido a clamores eternos, menester de luces decentes, perplejos en forma de un beso, forjados de ilusión, muy elocuentes. Fantasía renaciente, a flor azulado, con espinas hermosas de toque suave, solo hace sentir los mas íntimos latidos, que tocan miradas formando una llave. Entra al corazón como rayo inminente, amante así es, amante esc...

    por mental28 | 453 lecturas | 0 comentarios
  • La Maquinaria Del Diablo

    EL ESLABÓN PERDIDO DE ALISOS. LA MAQUINARIA DEL DIABLO. Al abrir los ojos comprobó que todo seguía igual, tal y como debía estar. Quizás no tanto. Al reponer la caída foto de Hedis sobre la mesilla de noche, le asaltaron de nuevo los recuerdos de otra época. El amargo canon impuesto por la cruda realidad. La de los caprichos desenfrenados de la vida, esos que no tienen, ni tendrán nunca un sentido razonable. Toda la maquinaria estaba poniéndose a punto. El monstruo más oscuro que se pod...

    por rocofredo | 305 lecturas | 0 comentarios
  • Cap 5. Cerca Queda El Raval

    Coronaban quizás la más alta meseta, pues estaban rodeados por planicies menos elevadas, que la dejaban ceñida y acabada en reina de todas, a cierto nivel, el más elevado frente al mar. Se encontraban dentro del término municipal conjunto de cerros llamado Macizo de Begur. Solo a secuencias de leves segundos se podía observar a lo lejos el azul grisáceo, lo único brillante en ese despertar del cielo plomizo. La lluvia insaciable pesaba tanto sobre la tierra que ligeramente dejaba sentir su alien...

    por rocofredo | 291 lecturas | 0 comentarios
  • Cap. 4 Cerca Queda El Raval

    El mar se hacia cada vez más y más pequeño, de lado a lado, de confín a confín, extremo a extremo. La playa de La Barceloneta se estrechaba, llegando sus límites casi a juntarse. Dejando solo el centro del paisaje, un pasillo azul, perdiéndose hacia el interior, un horizonte infinito. Carmen retenía en sus pupilas esa imagen. Si el mediterráneo fuera un océano cabría en esta postal figurada. Siendo el mar tendría su correspondiente marco. Si estuviera en un lago sería una gota suspendida en la p...

    por rocofredo | 354 lecturas | 0 comentarios
  • Cap.3. Cerca Queda El Raval

    El cansancio hace mella en las hermanas. No pensaron en la vuelta al hogar. La Boquería entrega demasiados manjares suculentos, como para llenar los ojos antes que pensar en el pesar de los brazos. Llegando a “La Granja Viader”, en la calle Xuclá, la bifurcación de ramales, encrucijada de caminos, agolpa en riadas de viandantes de lo más dispar. Desde paseantes peliagudos hasta viajantes accidentados. Lo típico abunda, ser especial invade a lo original. Lastima que lo vulgar este en todos los ba...

    por rocofredo | 306 lecturas | 0 comentarios
  • Cap. 2. Cerca Queda El Raval.

    Michel divisaba desde la lejanía el antiguo escudo de la ciudad condal, incrustado en el portal de hierro decorado por círculos amarillos. Mercado emblemático es La Boquería en pleno barrio del Raval. Meditaba que sin lugar a dudas era “la catedral de los sentidos” como fuese definido por Manuel Vásquez Montalbán. Después de aquella inesperada llamada desearía no coincidir allí con sus sobrinas. Antes de llegar hizo un recorrido diferente al acostumbrado. Volvía a comprobar después de varias déc...

    por rocofredo | 329 lecturas | 0 comentarios
55 textos (4 paginas) »