TusTextos.com

24 textos sobre Relatos Cortos

No Volví a Echarla En Falta

Creo que fue la única a quien no eché de menos al marcharse. Me había acompañado mucho tiempo, se había hecho un hueco en mi cama, ya comenzaba a quedarse tatuada en mi cuerpo. Paseaba conmigo, y ...
oliviaferrer

La Fuga

El coche paró en medio de la montaña. Bajaron dos tipos de apariencia ruda. Musculosos brazos. Tatuajes por todo el cuerpo. Camisetas de calaveras. Rock and Roll a toda pastilla. Con botas de punta de...
oliviaferrer

La Corbata

-¿Por qué lleva usted una corbata?-preguntó el niño. -Pues...porque para ir a trabajar a la oficina hay que ir arreglado. -¿A si? ¿Y dónde trabaja? -En el banco. -Pues mi mamá dice que los del ban...
oliviaferrer

A Veces la Flores Se Pueden Alcanzar, Solo Hay que Esperar para Crecer un Poco

-¿Puedo pasar? Él levantó tímidamente la mirada. Habían pasado ya tres días desde aquel inesperado beso, y en ese tiempo, a penas había salido de su habitación. Su madre y sus tres hermanos estaban p...
oliviaferrer

La Doncella.

La mañana amaneció fría a pesar de mediar el mes de Abril. Cogí la pipa y la preparé de manera meticulosa, casi ritual. El sol ya entraba por el ventanal de la biblioteca cuando me senté en mi sillón....
nsc77

La Inocencia Del SeÑor Atila (memorias de Lucas Juan)

LA INOCENCIA DEL SEÑOR ATILA En mi memoria siempre estará presente el caso del señor Atila Fernández. Desde el principio, este asunto tomó un derrotero siniestro y grave, pero a medida que las i...
laureanoramirez

Ya No Era la Princesa.

Ella sabía que él volvería. Como solía hacer. Pero ella ya no era la princesa que solo quería oir palabras bonitas. Ella era la mujer que tenía claro lo que quería, y aún mas claro lo que no.
lika96

Hace Cuanto

- ¿Hace cuánto que me has olvidado? - Hace 5 tíos y medio.
lika96

La Criatura

La noche era bastante fría y estaba cayendo una niebla lo suficientemente espesa como para empezar a difuminar los edificios colindantes. La mujer arrulló al bebé entre sus brazos protectores y lo cub...
nsc77

Encuentro En la Oscuridad

En la lejanía, percibió algo que puso su cuerpo y su mente completamente en tensión. Realizó un esfuerzo mayor mientras se acariciaba la espesa y blanca barba con su mano derecha y pudo captarlo con m...
nsc77

La Firma

Una firma, una simple firma, desconozco si de un juez, un notario, un alcalde o un ministro, una simple firma bastó. Qué inmenso valor, que omnímodo poder posee un papel rubricado, que fue capaz de...
fernandoj

Sin Ti.

“-¿Y dices que todavía me quieres, que deseas tenerte a tu lado, que anhelas mis besos, que sueñas con mis caricias, que tu vida no es vida sin mi? -Ya no te recuerdo, no eres más que alguien que s...
fernandoj

¿por Qué Vendrá a Verme?

Tu mano acariciaba con mimo la mía, de vez en cuando me besabas con exquisita dulzura, hablabas y hablabas sin parar, contando historias que me resultaban remotamente familiares. Tus ojos brillaban, t...
fernandoj

Esta Vez

Giro la ruedecilla y comienzo a ver con claridad mi objetivo, un hombre de unos veinte años que se dispone a cruzar la calle. Mira a un lado y a otro y comienza a correr, le sigo con la cruz del visor...
fernandoj

Hasta Mañana

La habitación estaba pobremente iluminada, el radiador desprendía un calor excesivo, sin embargo dentro de la cama, mi cuerpo tiritaba como si estuviera bajo cero. Mis manos se aferraban a las sábanas...
fernandoj

Mi Peor Dolencia

La lluvia cae despiadadamente sobre el sufrido asfalto, las bocas de las alcantarillas, incapaces de tragar tanto caudal, se rinden impotentes, dejando que los charcos crezcan según su propio caprich...
fernandoj

El Castigo

Con sumo cuidado estiré el edredón, asegurándome que quedara sin ninguna arruga, tal y como a ti te gusta. Traté de no hacer ruido con la puerta del baño, ya que, aunque tú no estás, recuerdo cuanto ...
fernandoj

El Despertar

Sentado observo paciente el relajado ir y venir de los que me rodean. Unos caminan con paso torpe, arrastrando los pies, otros se apoyan para poder avanzar, los pocos deambulan sin dificultad. Todos ...
fernandoj

La Lección

La decisión estaba tomada, abrí el armario, y empecé a revisar el vestuario. Este vestido me hace un poco gorda, este otro me queda demasiado largo, este, este está ya muy pasado, vaya el rojo …., ve...
fernandoj

La Lluvia

La lluvia caía con fuerza sobre mi paraguas, produciendo un agradable sonido, de sordo estruendo, que me envolvía y me reconfortaba, al saberme resguardado de la cortina de agua. Inmóvil permanecía f...
fernandoj

Mi Nueva Vida

El cirujano perplejo escuchó mi insólita petición, tratando de aparentar sobrada experiencia en la materia, enumeró detalladamente los posibles problemas que podrían surgir antes, durante y después d...
fernandoj

La Hoja

Una hoja cae, lentamente, girando torpemente sobre si misma desciende. El imponente árbol al que un día ofreció su protección, al que embelleció con su esplendorosa primavera, se desprendió de ella s...
fernandoj

Ella

Mi luz, apenas perceptible, aporta un toque de romanticismo al rinconcito del establecimiento. Las finísimas paredes de cristal que me rodean, dejan al desnudo el leve tintineo de mi llama, permitiend...
fernandoj

La Puerta

La puerta se cerró, sus escasos 4 centímetros cercenan el acceso, impidiendo que dos mundos permanezcan en eterno contacto, frustrando su polaridad atrayente, su impenitente búsqueda de la fusión mutu...
fernandoj
24 textos (2 paginas)