Vagabundo »

Estas explorando todos los textos sobre Vagabundo.
Tenemos un total de 8 textos publicados bajo este tag.

Textos de Vagabundo »

  • En Algun Lugar

    de pronto me encuentro rodeado de cuerpos sin vida caminando a mis lados figurantes de papel caminando sin sueños borregos en el redil , una pequeña esperanza me hace creer que algún día podré ser feliz , soñar despierto ya no es una opción pierdo demasiado tiempo de mi vida soñando contigo pierdo mucho oxigeno suspirando por ti, hazme entender de una vez que quieres tu de mi , te llevaste mis sueños me dejaste al olvido impactaste mi vida de tal forma que no puedo mas sin ti en algún...

    por dunkand | 395 lecturas | 0 comentarios
  • DespuÉs de la Lluvia

    Después de la lluvia el sol hace que tus membranas aspiren ensoñaciones. Después de un ocaso entrecortado los litros de lágrimas caminan por las avenidas del abandono, allí donde los vagabundos cazan obviedades con sus abatimientos de ida y vuelta. Después de la lluvia la fosforescencia se convierte en una mano de fuego acelerado.

    por alexandervortice | 377 lecturas | 0 comentarios
  • Anécdotas E Historietas Sacadas Del Diario de un Vagabundo!!

    Contaba la historia, bueno en este caso la breve historia de un vagabundo; que su vida tal ves no era lo que parecía, entre su habita y sus andanzas existía otra cosa que lo separaba de lo común, su espacio; ese espacio que lo marcaba como raro e imaginario. Vivir y creer que en cada momento de su vida estuviese metido en un cuento sin fin o en una historieta imaginaria que para el real. Una escoba, un recipiente plástico en su cabeza, unas guindalejas metálicas y de cartón en su cuerpo, tres pe...

    por mark09 | 544 lecturas | 1 comentarios
  • Entre Mis Soles Vagabundos

    En la indecencia de la nada bordada con ráfagas vilmente deshilada de algún sueño. entre mis soles vagabundos. sobre la oscuridad sostenida en el vacío. te pienso. Mientras las horas esquivan las ventanas, una lágrima resbala. abigarrada de silencios sobre el aliento vago de un fauno entre deshilachados cristales de gacelas Designios copiosos del ayer en el que espacios lúdicos de la noche se erotizan cocidos a mi centro eterno, con puntadas invisibles. para encende...

    por malarmeriana | 440 lecturas | 4 comentarios
  • No Murió la Calavera

    Va la calavera en su atuendo de hacer ejercicio por el departamento, con espasmos de visceral congoja y dolor en las piernas. Le puede la vieja, el jale, la cabeza, que sin permiso le sacaran del vientre de su madre y le cosieran el cuerpo a una silla revestida en cuero y le dijeran: haz dinero, culero. A la derecha hay un espejo y aguanta la gana de mirarse mal hecho, se muerde del pulgar la yema, que quiere tirarse y deshacerse y morirse y acabarse. Mira la calle abajo y le dedica una lista de...

    por abrahamsaucedocepeda | 388 lecturas | 1 comentarios
  • Mitad Sombra, Mitad Sol.

    Ese árbol mitad iluminado por el sol, mitad a la sombra; ese árbol es mi alma. Dos mundos que se intercambian sin yo quererlo, un mundo cálido e iluminado por el sol, y otro mundo oscuro y frío en el que los negros rayos de la noche encuentran cobijo. ¿Por qué soy así? Quisiera encontrar una respuesta. Ese árbol mitad sombra, mitad sol, mitad frío, mitad calor, ese árbol medio vivo y medio muerto; ese soy yo.

    por artalia | 660 lecturas | 18 comentarios
  • Vampiro

    La oscuridad a mi alrededor es tan espesa que: enceguece, ensordece, entristece… El río interior se ha secado Y no he tomado ni una sola gota de el. Fue un ser diferente Quien mi río seco. La Luna se volvió mi guía Soy vagabunda nocturna. La tentación de aquel crimen, mi horrible naturaleza. El deseo en mi interior es lo que me mata. Si una forma hubiera, la tomaría sin pensar. No quiero secarte y hacerte igual a mi… por eso lejos del mundo donde no exista ni el vac...

    por yami | 392 lecturas | 6 comentarios
  • Rue 51

    Dos lunas han pasado por la oscura y tenebrosa Rue 51. Descansa allí, solitario y desalamado un hombre barbudo. En sus poblados cabellos se enredan la melancolía y el rencor. Un ojo grisáseo -para su fortuna-, un único glóbulo ocular percibe la misteriosa noche de la Rue 51. Pantalón roto, guantes destrozados, dejan penetrar el cruel episodio nocturno; el gato tras el ratón, el moribundo, el ladrón. En su poblado mostacho vivió alguna vez un tímido sueño. Aho...

    por barandica | 417 lecturas | 1 comentarios
8 textos (1 paginas)