TusTextos.com

Ella.

Ella era todo sonrisas, felicidad y energía.
Disfrutaba con cada momento de su vida,
incluso cuando llovía, sabía ver la luz.

Era esa clase de personas que le sacaban siempre lo positivo de las cosas.
Su marca era una sonrisa, siempre clavada en su cara.

Pero llegó el día en que cambió,
dejó de sonreír, y se fue apagando.
Que si no quiere salir el sol, sonrías debajo de una nube.
Que si una persona te falla, habrán mil mas que desearán hacerte sonreír.
Que hace más quien quiere que quien puede.
Que tal vez, por mucho vivido, una vez tarde, se pierda para siempre.

Si me sientes así como me dices que me sientes no habrá sombra, ni noche, ni día, ni ardiente madrugada que pueda olvidarnos.
15 de abril de 2018

Más de Tiempoaltiempo