TusTextos.com

La Fiera.

Escondida detras de los espejos, escuche los pasos de la fiera.. sabia que podia sentir el miedo que me corria por las venas, mi pecho agitado y la sangre que la herida habia derramado por todo el lugar, pero aun tenia que ocultarme. Salvarme.

Mi ser a la mitad, quebrado, deshilachado y lastimado, pedia a gritos un camino final si lo habia o una salida.

Esta vez, habia llegado como puñal por la espalda y dolio.

Dolio la traicion, las palabras que endulzaron mis oidos y esos lazos que me ahogaron de confianza.

Dolio. Una eternidad. Dolio y me prendio fuego.

Me asuste al ver su cuerpo chocar contra el ventanal , provocando un estruendo ensordecedor y sus ojos enfocandose solo en mi. Su mirada amarilla brillaba bajo la luz de la luna y parecio sonreir al verme...

Reaccione.

Corri sin poder pensar, innato y por naturaleza, busque un escondite, una salida y me aferre a la esperanza de poder vivir... Pero no fue asi, siguio buscandome desesperadamente , como si eso fuese lo unico que quisiera en el mundo. Y fue asi.

Muerto de hambre la fiera me acorralaba, sacando sus garras y lastimando mi cuerpo a la mitad, desuniendome. Apartandome de mi otra mitad, me observo y debajo de aquel manto de pelaje volvi a ver sus ojos enojados e violentos. Sintiendo la gloria en su interior y la maldad, volvio a alzar sus garras, pero esta vez... Me acaricio la mejilla con una de sus enormes dedos y me dejo huir, burlandose de mi y volviendome a buscar, como si su placer fuera verme sufrir y no ser su alimento.

Traicion.

Siniestrismo.

Dolor y tristeza.

¿Que he hecho?

¿Que?

¿Cual fue el motivo de haberme atacado?

¿Vino por mi?

¿Exclusivamente por mi?

Mis latidos aumentaban de forma exagerada y sentia el sudor por todo el cuerpo. La fiebre me estaba consumiendo junto con el dolor de aquellas garras que rasgaron mi piel como un trapo y el alma parecia apagarse.

¿Este es mi fin?

Me rei de mi. Que triste e estupido final.

Rugio.

Me asuste pero eso no me freno, volvi a reir a tal punto de llorar y perder la conciencia. Sentia como la fiebre aumentaba al correr de las horas, como tambien que mi vida se iria en segundos y ya ... Ya no parecia importarme. Alguien habia triado a esa bestia y exclusivamente a atacarme, desee saber quien estaba detras de aquel animal, pero no tenia fuerzas ni para pensar. Gemi entre los sollozos de las lagrimas que apretaban mi garganta y supe que ya era mi hora de desaparecer. Aquel animal me arrebataria todo y de todos, era mi camino final.

Rugio el doble y no parecia estar cerca, seguia alli... A mi espera. Pero ya habia dejado perder esta guerra, no era una luchadora ni tampoco queria serlo. Era fin de un comienzo desconocido y una pelea de la que nunca estuve al tanto.

Seguian los rugidos , queria que salga. Queria verme por ultima vez antes de viajar al otro lado y no se lo concedi.

Me sujete el vientre con un brazo y volvi a correr. Si. Hui.







Universo26 de octubre de 2015

Más de Universo