Soneto Iv, de Cómo la Memoria Traiciona al Olvido

Publicado por Unsilencioquenocalla el 12 de marzo de 2009.
Buscando en la memoria de tu paso corrompido,
y en los gestos que dejaste tirados en mi cuarto,
encontré por azar tu voz, que me llama: ¡Walton!,
desde el sueño lejano más subterráneo y dolorido.

Me claman con fervor cautivo las palabras viejas
que dijiste un día, antes del agobio venerable,
porque aún duele el tiempo y la partida miserable,
quemando los días que vuelan como mudas quejas.

El mínimo espacio de aquella, mi soledad milenaria,
se convierte en la esperanza silente que te ofrezco.
Ay amor, pero qué lejos de mi fe extraordinaria,

está la esperanza de tenerte otra vez, siempre vivo,
y mis lágrimas se secan lentas mientras yo renazco,
y no te advierto, y te olvido, y te olvido, y te olvido…

5 Comentarios

  • Alumine74

    Buena creaci?n Unsilencio
    Para mi es un arte hacer sonetos se disfrutan al leerlos
    Saludos

    12/03/09 11:03

  • Unsilencioquenocalla

    Gracias, Alumine. Pero como todas las cosas, tambi?n hay que dedicarle un poquito de tes?n y pr?ctica.

    12/03/09 06:03

  • Mejorana

    La memoria es un p?jaro que se pierde volando en la distancia......

    Se agradece hondamente un soneto bien cuadrado.
    Se agradece, y c?mo.

    12/03/09 09:03

  • Unsilencioquenocalla

    Lo que dijiste acerca de la memoria, tambi?n es bello y se agradece, Mejorana.

    ...s?, verdaderamente es un ave, para m?, una gaviota que se acerca a retozar con el horizonte.

    13/03/09 03:03

  • Mejorana

    Eres magn?fico amigo Silencio.

    13/03/09 10:03

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Unsilencioquenocalla