TusTextos.com

Herida Cruda.

Corrí tras de ti como un agonizante persigue la luz del tunel;
Quizá fue un acto imbecil obsequiarte mi daga con aquel negro clavel;
Te imploré: "sácame el dolor", si es necesario ¡matame!, pero sálvame de este destino cruel;
Hazlo ligero y sin temer, quiero sentir cuando esta traspase mi piel.

Mente Fría, Corazón Frío.
13 de octubre de 2018

Más de Ve