El Espíritu Gris.

Publicado por Voltereta el 01 de noviembre de 2017.
Desperté desnudo y aterido,en una intersección de senderos en el medio del bosque, la niebla ocultaba lo que había a mi alrededor, difuminando las formas de los árboles y convirtiendo mi visión en un paisaje fantasmagórico. La humedad trepanaba mis huesos y me hacia temblar como si el miedo se hubiera convertido en invasor de mi cuerpo y me llevara arrastrando hacia la tenebrosa caverna de lo desconocido.


Intenté ajustar las imágenes que pasaban como flashes por mi mente, pero mis recuerdos me habían dejado tan desamparado, como a un recién nacido en lo más recóndito del océano. No tenía ni la más remota idea de que hacía allí, tampoco sabía quien era. Sentía un fuerte dolor en la cabeza, la boca seca y pastosa y una infinita sensación de sed, como si no hubiera bebido en toda mi vida.


Traté de levantarme pero sentí punzadas de dolor que se clavaban como agujas en mis músculos, me enderecé y conseguí erguirme, a pesar del dolor y las ganas de vomitar empecé a caminar lentamente, lo primero que vino a mi mente fue la angustia de la soledad y sobre todo ese frío lacerante, que hacía que el vaho de mi respiración se convirtiera en cristales de hielo, según entraba en contacto con el aire.


Debía estar anocheciendo pues la oscuridad empezaba a desdibujar el manto blanco convirtiéndolo en hielo gris, sentía en mis pisadas el rigor de la escarcha y mi mente se perdía en laberintos de imaginación y fantasía.


¿Quién soy? ¿de donde vengo? ¿a donde me dirijo? ¿tengo familia? ¿amigos? ¿detractores? La infamia de la soledad, me desampara y me hace sentir desvalido y atrapado en una espiral sin salida. No oigo el menor rumor, ni siento el más mínimo hálito de vida, ¿estaré viviendo un sueño?


Tal vez esté inmerso en una pesadilla de la que he de despertar, pero evidentemente siento el desamparo del desaliento y el vacío de un mundo en el que aparentemente soy el único habitante.


Probablemente la vida me ha guardado la experiencia de poblar un mundo desolado, donde poder
subsistir conmigo mismo o tal vez lo haya buscado yo alejándome del ruido. Aunque creo que siempre me gustó la compañía y conversar con mis congéneres.


Me acerqué a un arroyo que mansamente dejaba fluir sus frescas aguas, mientras la luna hacía su aparición y entonces vi mi escuálido cuerpo reflejado en el agua.


Entonces lo comprendí todo, me alejé de la manada cuando mi compañera y última superviviente, se negó a comer y también a caminar, prefirió quedarse en la montaña mirando el valle que por generaciones habíamos habitado y que por culpa del hombre, extinguido lustros atrás, había llegado primero a su ocaso y luego a su apocalipsis.


Es por eso que desde entonces y por siempre, hasta el fin de mis días, vago por la espesura alimentándome de raíces, frutos, hongos y de todo lo que me puede servir para saciar el hambre.


Me he convertido en el gris espíritu del bosque.




Para Anne.






Lo recomiendan

6 Comentarios

  • Mujerdistinguida

    Me alegro volver a verte, pero más me alegra volver a leerte, siempre tienes algo interesante que decir. Un saludo.
    Elisa.

    01/11/17 09:11

  • Norma

    Que gustó leer algo escrito por ti.saludos todo lo mejor del mundo para vos

    02/11/17 02:11

  • Janet

    Como siempre deleitas con tus escritos
    Un gran abrazo

    02/11/17 06:11

  • Deathxlove

    Hacía años que no me pasaba por aquí, y años que no leía tus obras magistrales. Me alegra ver que nada en ti ha cambiado y que, si lo ha hecho, solo ha sido para ir a mejor.
    Los vellos de punta, querido voltereta, al leer la verdad sobre lo que la humanidad está consiguiendo.

    Un abrazo enorme, amigo.

    03/11/17 11:11

  • Danae

    El espíritu gris del bosque es puro y fuerte, capaz de sobrellevar la tristeza, la soledad y el desamparo. Este paisaje desolador creado por el alma atormentada del poeta-lobo es sólo aparentemente vacía y fría; en realidad, en ella habita todo lo divino y humano de su hermosa esencia lírica.
    Me ha encantado.
    Un beso y un abrazo lobunos, mi querido Voltereta.

    03/11/17 05:11

  • Libelle

    Siempre es bueno volver a casa

    05/11/17 01:11

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Voltereta