TusTextos.com

Enero 2019.


Es posible que la vida sólo sea una farsa y que nosotros seamos pasajeros de un tren, portadores de un billete al infierno. Hay una amalgama de situaciones que me hacen pensar que realizo un viaje sin retorno a un lugar que me es ajeno. No creo en dioses, ni tengo esperanza, no sé si la vida es corta o tal vez se me acaba, pero es evidente que echo de menos el calor de la compañía y la dulzura de unos labios musitándome palabras al oído. He sido caminante en paisajes desolados, con la amapola roja, como única compañera de los cadáveres de los guerreros y los cuervos graznando al infinito.


Quizá transité una vez un mundo de ilusión, donde los pájaros trinaban y existía el amor, más las plañideras me despertaron del sueño y fui capaz de vislumbrar los acantilados del desencanto y la desesperación que todo ser humano habita. Camino descalzo por la cordillera de la intransigencia echándole un pulso a la muerte y disfrutando de la silenciosa melodía de los muertos, que me hace darme cuenta de que avanzo sólo como un zombi, perdido en la inmensidad de un páramo frío y lúgubre que sirve de tormento a mi imaginación y cubre de hielo las playas de mi pensamiento.



Oigo un canto de sirenas que me retumba en el cráneo, que me desgaja por dentro y que me impide siquiera, musitar el nombre de quien quizá amé una vez. Ahora los recuerdos están borrosos, son como un dibujo al carboncillo sin difuminar, en el que no se muestran los relieves. Pero en la penumbra distingo unos ojos verdes y un cabello rojizo que me hacen pensar que un día me visitó un hada y desde entonces vivo preso de su hechizo o tal vez me visitó una mujer y sin darme cuenta me robó el corazón.


Es evidente que la desdicha es desde entonces mi compañera y no hay muro donde poder dejar, tanto lamento, como acumula la amargura que atesoran mis entrañas. Me siento como un petirrojo, en un paisaje desolado por la guerra y abrumado por el frío, el silencio y la soledad.




05 de enero de 2019

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Creatividad

    Querido amigo, siempre hay un punto en el que se puede volver a comenzar. La mente accede se deja atrapar y por esos dibujos del pasado pero tú eres el dueño de tu castillo y rey de tu paraíso. Hay más universos en los que puedes entrar y disfrutar de nuevo esa brillante escarcha matinal y La Luz roja anaranjada de un elegante sol al que tú sabes cómo nadie admirar. Te quiero mucho y espero verte cada día más. Besitos amigo.

    06/01/19 03:01

  • Polaris

    Vivimos realidades diferentes, hemos luchado, pero esa negra soledad es de los dos.
    Vive aunque no tengas un motivo, estamos aquí por algo o por alguien, o simplemente existimos ante un futuro que nos necesita para este presente.

    Estoy cansado Voltereta, me voy a dormir, cuídate.

    Pol.

    06/01/19 09:01

  • Diegozami

    Sabes que siempre aplaudo tus versos...

    Saludos siempre.

    07/01/19 10:01

  • Remi

    Admiro tu prosa Voltereta. Se siente en ella una profunda desesperanza camino del abismo.
    Un abrazo.

    12/01/19 06:01

Más de Voltereta