TusTextos

Melpómene.




Me atrapó la guadaña entre sus fauces negras y ansiosas, desandé el camino de la vida y los recuerdos me llevaron a la infancia. Yo era diminuto y el mundo parecía inmenso. Recorría el sendero de la soledad mientras me perseguía el silencio. Un tumulto de sombras marcaban mi camino mientras unas nubes grises iluminaban un universo fantasmal. Me sentía acorralado por voraces espectros que intentaban devorarme, pero mi alma carente de identidad, aparecía fría, como el hielo.


La santa comparsa abría camino en la distancia, señalándome el sentido en los cruces de caminos, los árboles no tenían sombra y los pájaros estaban congelados en su vuelo, como si de una fotografía en sepia se tratara.


Recordé pasajes de mi vida, historias de amor, aventuras acontecidas, tiempos pasados, lágrimas vertidas, abismos de dolor, acciones generosas, ilusiones perdidas y un frío acero inoxidable bajo mi espalda.


Las luces de neón oscilaban en la sala y su zumbido atravesaba mi tímpano, trepanándolo, sin ninguna oposición, mi envoltura aparecía pálida y gélida, como un mimo, durmiendo al raso una noche de invierno.


Un hombre de mirada indefinida y rostro adusto, con gafas de carey y bata blanca, se acercó a mí y con mano firme empezó a hacer uso del bisturí en mi pecho, sobre el carrito cromado había más herramientas que servirían para llevar a cabo la autopsia.


Es lo que tiene la poesía, que cuando las musas te abandonan, el poeta se va con ellas.



Descanse en paz....


Voltereta21 de marzo de 2021

1 Recomendaciones

2 Comentarios

  • Diegozami

    No has podido plasmar un texto mas trágico bajo la inspiración Melpómene.

    El impacto de un instante final que se lo lleva todo, bajo una lúgubre mirada de un poeta desvaneciéndose entre los huesos y la belleza de un alma muy especial.

    Este texto me ha impactado su final, pero mas me impactó por la belleza de tu prosa.

    Un saludo muy pero muy cordial Voltereta.

    21/03/21 09:03

  • Bierrodot

    La salida está mal situada. No decides tú siempre salir. Lo decide algo o alguien más. La plancha no luce tan cromada de cerca, tanta sangre y métodos de limpieza han erosionado su aguda frialdad. Hasta ella tiene un punto final.

    Vaya texto. Genio

    24/03/21 07:03

Más de Voltereta