TusTextos

Qué Afortunada Coincidencia

Algunas veces me quedo callada porque las cosas que no digo resuenan en mi cabeza, chocando de un lado a otro contra las paredes de mi cráneo. Porque no quiero que pienses que son ningún impedimento para seguir disfrutando y dejándonos ser de esta forma, sin debernos nada.

Quiero perder ese miedo. Te estaría mintiendo si te digo que no siento nada por ti. YA. Por precipitado que suena mientras rebota en mi cabeza.

Pero... NO quiero que digas nada. Simplemente déjate querer y sigamos viviendo cada uno a su manera. Porque a ti «te gusta sentirte querido». Y a mí «me gusta sentir algo que me recuerde que no soy un pedacito de hielo». Qué afortunada coincidencia.

Aunque no haya sentido a muchas personas a lo largo de mi vida, casi sin saber, sin querer, sin conocerte demasiado... (creo que muchas veces funciono por intuición) No sé cuándo, ni cómo, pero si sé que te siento. Y eso es algo que me encanta. Incluso, sospecho que puede que sea precisamente eso lo que a ti tanto te gusta de mí.

Xana10 de octubre de 2016

Más de Xana