TusTextos.com

La Mirada Perdida, Le Regard Du Ciel Gris

Ella tiene la mirada del cielo gris, de un recuerdo lejano, vivo, que no le permite salir de su propia tempestad. Ella mira con miedo, con recelo, un futuro incierto, un presente postrado en la soledad y en el terciopelo de las voces ausentes.

Ella, vive sola, junto a sus recuerdos. Un pequeño apartamento, vivamente decorado de telas, de jarrones con flores, de sentimientos anhelados, con perfume femenino, intenso, en un pequeño bote cerrado.

Ella me dijo, antes de partir, vivir de los recuerdos es vivir dos veces. Ella me invito a mirar las estrellas, a buscar su presencia en el brillo lejano de un astro, a sentir las palabras calladas y el silencio dormido.

Los días son extraños paréntesis. Días de calendario. Buen día. Buenas tardes. Buenas noches. Una sonrisa rendida. Así son los días, vencidos.

La soledad ahogada, albergada en nuestro propio silencio, naufragada en un grito nocturno que reclama ternura, sentir un abrazo de un desconocido, cálido, sincero, nuevo, capaz de estrujar nuestras angustias.

A trozos, rotos, dejamos huellas perennes en tablones de anuncios sociales, nos miramos al espejo opaco de nuestro devenir, día tras día, sazonando despacio, con la misma torpeza de la caligrafía de un niño líneas, palabras de esperada salvación, de instantes fugaces que nos hagan renacer, aunque solo sea por un instante añoradas emociones de juventud, esas emociones de ensoñación.

Ella transita en su largo sofá de confort, donde cada noche llora en silencio la perdida, el abandono, donde ella no halla, no encuentra espacios de tanto vacío.

Si, ella... tiene la mirada perdida, de cielo gris, anclada, en un largo renglón de pasado.
Xavierpasqual12 de febrero de 2017
Archivado en:
despedida ausencia

Más de Xavierpasqual