TusTextos.com

El Mejor Sueño que He Tenido

Me encontraba sentado en una banca de un lugar público, en un día en la tarde como cualquier otro, el clima era agradable, el cielo estaba pintado del color del ocaso, una brisa agradable impregnaba el lugar. La gente caminaba de un lado a otro, algunos para regresar a casa, otros a algún compromiso.
Una muchacha se sentaba en la banca, yo no le daba importancia, los dos mirábamos los coches pasar.
Cada vez que el semáforo se ponía en rojo, unos vendedores ambulantes, pasaban entre las hileras de coches, vendiendo sus productos. La muchacha que estaba sentada en el otro extremo de la banca, comenzó a reír, parecía que se burlaba de los vendedores ambulantes, estos al escuchar la risa de la chica, voltearon a donde ella estaba, con una mirada enojada y amenazante, inmediatamente la muchacha había dejado de reír.
Al ver aquello yo no pude evitar reírme, la chica volteo a verme con una mirada de mal humor, yo me disculpaba con ella, al hacerlo ella me contesto con una amplia sonrisa, se levantaba y me decía que le siguiera, que alguien me esperaba.
Me levantaba y la seguía, me llevaba a las zonas verdes de aquel lugar, nos habríamos paso atraves de los ríos de gente que venían en dirección opuesta.
Al llegar, la muchacha señalo a la persona que supuestamente me esperaba, dio media vuelta y se marchó.
Camine hacia donde me había señalado, al acercarme, aquella silueta que allí se encontraba, volteo a verme, con una amplia sonrisa me daba la bienvenida, ¡No podía creerlo, era ella!, ¡Mi amada!
Me sentaba a su lado, nos mirábamos a los ojos, poco a poco nos acercábamos el uno al otro, hasta que terminamos en un tierno beso, yo me disculpaba con ella pues hacia bastante tiempo que no besaba a una mujer, ella me decía que no importaba con una sonrisa traviesa, nos abrazábamos, fue en ese momento en el que me di cuenta, de que todo era un sueño, pues era imposible que eso ocurriese en la realidad.
Desperté abruptamente, con los brazos cruzados como si estuviesen abrazando a alguien, las lágrimas comenzaron a brotar.
De nuevo había sentido la felicidad, para una vez más reafirmar que aquello no podría pasar.
Yosef9815 de diciembre de 2016
Archivado en:
sueno ilusion recuerdo dolor

1 Comentarios

  • Yosef98

    Gracias por haber leído y comentado este texto, saludos.

    16/12/16 07:12

Más de Yosef98