TusTextos

Un Sueño que al Final No Trata Sobre mi Hermano.

Sueño que mi madre, para el cumpleaños de mi hermano, le pide indicaciones sobre el regalo que ha de comprarle (se lo pide recitándole unos versos). Mi hermano le hace un sencillo collage en que aparecen imágenes de sus personajes favoritos de videojuegos y películas, ninguno de los cuales son en la realidad sus favoritos, sino los que yo personalmente he compartido con él, como Street Fighter 2, Super Street Fighter y otros que olvidé. Mi madre lleva los recortes a una tienda tipo Office Depot, donde tienen un departamento extenso de películas a la venta y pide que le aconsejen descifrando el collage de mi hermano. La convencen de regalarle una película de Harry Potter que en la portada tiene un close-up de la cara de Ron, disfrazado de conejito y de forma que me evoca al niño de “Where the wild things are”, que creo que después aparece con el título “There will be blood”, en la misma fuente de letra que la del título normal. Yo, imaginando comprender mejor que mi madre los gustos de mi hermano, le desapruebo y le pido que me permita ir a buscar algo que probablemente sea más de su agrado. Llego, junto con Trejo que aparece de ningún lado, a un gran estante que me evoca también a una canasta, donde hay una inmensa variedad de películas difíciles de hallar, algunas de las cuales vienen de a dos en cada disco, un compendio pirata de títulos artísticos, underground, de culto como las viejitas películas de arañas gigantes, etcétera. Trejo y yo terminamos por distraernos en lo que yo considero la parte más importante del sueño, por haberla imaginado con bastante nitidez y seguirle encontrado el gusto a la idea: es un catálogo que no abre de lado sino en vertical y está dividido en dos secciones, la segunda de las cuales se me revela al final del sueño y es absurda, la primera es como un álbum de fotografías de temas lúgubres y macabros homicidios modelados. Recuerdo algunas: en tres o cuatro de ellas aparecen close-ups consecutivamente mas cercanos de rostros de niños felices cubiertos de lodo o pegamento o semen, pero alcanzándose a ver que se trata solamente de las cabezas de estos niños, puestas cínicamente con lo que no hay de cuello sobre el suelo, otra fotografía que nos deja sin aliento a mí y a Trejo es una toma aérea, a no mucha distancia del suelo, de un salón en una residencia como cripta, con una alberca que tiene forma de cacahuate no simétrico. En la alberca se bañan los cadáveres de bellas aunque regordetas, o regordetas aunque bellas, mujeres desnudas que esconden algunas la cabeza en el agua oscura de estar mezclada con tierra o sangre y enseñan el abdomen, las piernas y los pechos. En el sueño yo sé que las fotografías están modeladas, pero lo sé con un ápice de duda porque el trabajo es excepcional en hacer parecer lo contrario, por ejemplo, las fotografías de close-ups parecen deliberadamente desenfocadas a fin de que remitan al trabajo de un forense, en vez del de un artista. Hojeando el catálogo llegamos a su segunda parte, que es un colorido recetario de cocina con imágenes de platillos que ya no se antojan después de ver tantos muertos.
Abrahamsaucedocepeda15 de mayo de 2010

2 Comentarios

  • Grekosay

    Saludos:
    Con perfección milimétria describes,no sólo el contenido del sueño, sino el decorado del mismo....(materia psicoanalítica de primera). En lo literario desarrollas una intensidad que es polisimétrica. Pudiera parecer un texto lineal, descriptivo y prolijo, pero las imágenes que trasmites impulsan a visualizar una realidad que supera lo onírico para ser "auténtica realidad". ¡Realmente bueno!

    15/05/10 01:05

  • Abrahamsaucedocepeda

    Vaya, muchas gracias por el comentario. Es la primera vez que me doy prisa por escribir recién levantado de cama uno de mis sueños.
    Saludos.

    15/05/10 05:05

Más de Abrahamsaucedocepeda