TusTextos

Facio Ut Facias

Hace unas horas antes de publicar este texto, estaba reunido con Dios a solas en el cielo. No del Dios pagano que mis deseos y sentimientos añoran y extrañan... Sino el Dios que creó en cielo, no la que me lleva allí. Con el mismísimo padre y creador.
Mientras estaba tirado en la calle con los ojos cerrados como un cadáver que la gente observaba preocupada pero sin actuar... Sin socorrer... Y sin pedir ayuda... Simplemente observaban y hablaban entre ellos... Casi por una hora.
Una hora que se sintió un año... Un año donde solamente estaba en ei cielo con Dios, con alguien magníficamente joven con ropa blanca, sentado en una piedra y pescando en un lago... Mientras hablaba desinteresadamente conmigo...
Una larga charla, de la que escribiré.
Un ateo dirá que fue un sueño mientras estaba desmayado, y que es mi subconsciente hablándome.
Yo... Que no soy ni creyente ni ateo, soy un confuso más solo puedo decir que fue el destino quien me ha hablado personalmente y a solas literalmente... Porque nadie llamo a ninguna ambulancia, nadie se acercó a socorrer al muchacho desmayado en medio de la calle... Nadie me mandó ningun mensaje al despertar... Ni quienes se llaman amigos, ni a quienes llamo amigos, ni mi familia (o quien tendría que serlo), ni a quien amo. Nadie existió en esa hora, solo el.
Si Dios existe, o si fue mi subconsciente... Da igual... Porque aunque no exista necesito creer desesperadamente que existe... Que alguien estuvo conmigo como un padre con su hijo mientras todos en este planeta optaron por abandonarme en la calle como un perro.
Sus palabras literales después de que yo le contase llorando mi vida convertida en tragedia y mi frustración al ver auténticos milagros de felicidad y la lenta decadencia a la locura y a la soledad que se iba acelerando con el tiempo... Como un globo que se hincha de felicidad, amor y placer y cuando explota se convierte en miedos, soledad y la perdida de un motivo para escribir, para pensar y para sentir... "Necesito otro milagro" le dije. El seguía pescando... "Todos me habéis abandonado" es lo que empece a decirme mientras lloraba.
-"Do ut des", fueron las palabras que pronunció...
"Para amar, y para amar bien, a menudo hay que hacer sacrificios y renunciar..."
- ¿Incluso a renunciar a su presencia? Incluso a dejar las cosas irse porque son más felices en cualquier otro lado excepto contigo...
-"Do ut des", me repetía...
En ese momento comprendí... Otro de los millones significados del amor: "Renunciar a si mismo". Y no me refiero a dejar de ser quien eres, sinó en dejar atrás tu orgullo darle cabida a la parte más humilde y tierna de ti misma...
Humildad... Tenerlo todo y sacrificarlo si hace falta, no solamente en una visión material, sinó en la sentimental. No hablo de dependencias al hacer "una gran apuesta" sinó de darlo todo y estar consciente que lo perderás...
Y allí ocurre el milagro... Porque no lo pierdes, al contrario, lo vuelves a ganar...
Porque cuando la otra persona ama, hará lo mismo. Te dará todo a cambio de todo.
Eso es amor. Dar y recibir, "Do ut des"... Hacer y ser hecho, "Facio ut facias".
A pesar de ser una persona magnifica, también soy frágil y delicado como una pieza de porcelana... Bella, pulida y moldeada por grandes artistas... Pero porcelana al fin y al cabo... Necesito satisfacción, ser orgullo e importancia, ternura y amor para ser el material más fino, pomposo y elegante... La decepción obliga a que mi autoestima me convierta en acero.
No soy un hombre de acero... El acero es necesario para la gente ordinaria con problemas y anhelos ordinarios.
La porcelana es el arte exclusivo cuyo único anhelo es el amor... El concepto abstracto y necesario... Que pocos entienden de verdad... Y la única forma de hacerlo de verdad es pensando, reflexionando y sientiendolo...
Es imposible aprender de amor por otra via que no sea en uno mismo...
En otro mundo las cosas serían diferentes, pero aquí abajo vivir es cambiar... Y ser perfecto es haber cambiado a menudo...
Seré perfecto... Para quien me ha demostrado ser perfección.
Seré decepción... Para quien me decepcionan.
Seré odio... Para quienes me odian.
Seré amor... Para quienes me aman.
Seré deseo... Para quienes me desean.
Dios me habló... Y me dijo todo lo que siente hacia mí.
Ahora que estoy despierto, solo necesito saber que es lo que sientes tu hacia mí.
Andresmb10 de julio de 2020

1 Recomendaciones

1 Comentarios

  • Unodealcoy

    Siento admiración hacia a ti, ojalá yo pudiera escribir tan bien como tú.

    10/07/20 07:07

Más de Andresmb