TT
Soneto XIII:
Y para siempre he perdido tus labios,
y no hago más que pensar y llorar,
no puedo tu presencia imaginar,
con los sentimientos llenos de rayos.

Un raro amor, que confunde a los sabios,
tan hermoso que me llega a abrumar,
me mata porque parece acabar,
llorar y lamentar son mis resabios.

Recuerdo triste todo lo sentido,
todo lo que me diste y lo quitado,
"quédate en mi vida" te lo he pedido.

Por el mismo Frankenstein fuí creado,
y ahora solo soy un monstruo perdido,
solo quería existir a tu lado.

Soneto XIV:

Todo empezó con una carta amable,
en Lisboa, hace tres largos años,
la amistad, el reciente amor y daños,
siempre supe que eras inalcanzable.

Estar los dos así es inaceptable,
pero he de aceptar tus sueños tacaños,
¿Fué tu amor uno más de tus engaños?
Solo sé que a tí te fui reemplazable.

Ojalá esto fuese de otro modo,
seguir entre tu alma y tu calzón,
poder saber que a tí no te incomodo.

Me arde mucho dentro del corazón,
que incluso sabiendo, a pesar de todo,
me olvidaste... Siempre tuve razón.

Soneto XV:
Cada día recuerdo mi fracaso,
me lo recuerdo con mucha dureza,
recuerdo toda tu última terneza,
le canto a tu belleza y a tu rechazo.

Al ultimo beso y último abrazo,
a la dulce pannacotta de fresa,
a tu sexualidad sobre mi mesa,
¿Es qué te he desilusionado acaso?

No eres la Anajárete tan cobarde,
tengo miedo a que sea muy tarde,
que este amor este por siempre en reposo.

Yo sabía que esto era peligroso,
igualmente aposté todo por tí,
y perdí y ahora estás lejos de mí.

Für immer und immer.

Sigue leyendo a Andresmb arrow_downward

Cerveza
1206 lecturas, 0 comentarios
Hineni
1802 lecturas, 1 comentarios
Un Chiste
2253 lecturas, 1 comentarios
Reflexión Del Arenero
1284 lecturas, 0 comentarios
Amor de Metal
964 lecturas, 0 comentarios
Chat