TusTextos

La Formulita

José María nació creyente. Creía en todo menos en él mismo. Ya en su tierna y dura infancia asumió el papel de "buen niño" { Marcelino pan y vino}

No daba un ruido en casa, obedecía a sus padres, jamás armaba líos en clase. En fin, un ángel.

De forma muy personal llego a ser un adolescente cristiano, aunque no se preguntaba grandes cuestiones, ni quiso profundizar en ningún misterio. El misterio era él.

José Mari siempre fue un defensor de la naturaleza. No llegó a ser un "ecowarrior", sin embargo simpatizaba con Greenpeace. Empatizaba con todo el reino animal, bueno en el colegio la empatía con sus compañeros era un poquito menor.

Sin saber cómo, libre de dramas existenciales, la fe cristiana fue muriendo despacito, no le convencía el clero, la religión dejó de conmoverle.

En su primera juventud nuestro héroe adquirió conciencia social. Militó, a su manera, en alguna ong, se consideraba anticapitalista, sin chillar claro.

Su cuerpo fue pasando del asma infantil al colon irritable de los 19 años. Sus carnes sí chillaban, estas sí.

Cercano a eso que llaman la mediana edad observó, no sin asombro, que muchos de sus compañeros, los más solidarios, los que más peleaban las causas, estaban forrados, forrados de pelas evidentemente " nadaban en la ambulancia" {Airbag}

José María obtuvo finalmente una plaza de administrativo en lo que era la Diputación Provincial. Le costó mucho ganar la plaza, nunca pidió un favor para él.

Tuvo tres parejas, él siempre creyó en el amor. A las tres sacó de sus fangos. Las dos primeras se fueron con otro. Con la tercera el amor se fue diluyendo "como lágrimas en la lluvia" { Blade Runner}

Únicamente le faltó creer en los ovnis, pero por una u otra razón en esto no cayó nuestro hombre.

En los últimos años le acompañaba una hipertensión insidiosa, hasta le creció el corazón, que ironía. Se medicaba, se cuidaba, se cuidaba como le indicaban los galenos.

José María buscó sin cesar la fórmula de la felicidad. Él que era un buen tipo, todos lo decían.

Una tarde de invierno, se encontraba medio depre y conoció a Lisa, una cinéfila como él. Por lo demás había muy poco en común, pero charlaron y charlaron. Rieron, se besaron y se besarón, se lamieron y jugaron durante media noche. Con poco amor, con mucha alegría y todo el placer.

Al llegar a su casa José María, de forma sorpresiva y poco civilizada gritó en el portal ¡¡ ME CAGO EN DIOS!! ¡¡ME CAGO EN DIOS Y EN TODOS SUS PRIMOS!! {El día de la Bestia}

Ahora que no la buscaba, cuando no va de "buen hombre", el exabrupto vital, el rollo de una noche y dos o tres gintonics le dieron de pronto, así a lo tonto, la formulita de la felicidad que nunca encontró en ningún libro de autoayuda.

C´est la vie.

**
Bluess06 de abril de 2014

12 Comentarios

  • Danae

    En este retrato tuyo, veo personas que he conocido, y que conozco, y que me han contado (al menos, en parte) algo parecido, aunque de manera mucho, mucho menos literaria ... Me ha encantado tu ironía, tiene puntos geniales. Esa búsqueda de la felicidad, y encontrarla cuando ya no se busca ... Verdaderamente, c'est la vie (una gran contradicción ...)
    Un abrazo inmenso.

    06/04/14 10:04

  • Bluess

    Gracias Danae. Pretendí que fuera simpático y reflejara circunstancias q no son tan raras.Revindicar lo cotidiano, mirar para uno mismo sin culpas,lejos de las llamadas geandes verdades,q tantas veces ocultan manipulación y miedo.Otro abrazo inmenso para ti Danae.

    07/04/14 12:04

  • Polaris

    Coincido con Danae.

    Pol.

    07/04/14 02:04

  • Bluess

    Gracias Pol,confío q el relato t provocara alguna sonrisa y a lo mejor una reflexión alguna sonrisa. Un abrazo

    07/04/14 04:04

  • Asun

    Yo diría que este relato es real como la vida misma. Ser buena persona, normal, cuidarse, y cosas por el estilo, no son la llave de la felicidad.
    Y luego de manera inesperada, somos felices.
    Ni más ni menos, c'est la vie.
    Besos

    08/04/14 09:04

  • Bluess

    Pero este Jose María, el nombre es a propóstio, era muy común hace 30/40 años jeje, la buscó como un poseso. Se apuntó a todas las sectas oficiales y no, buscándo la felicitá y mira le saltó.

    Besinos Goya.

    08/04/14 12:04

  • Voltereta

    Creo que este Jose Mar,i podría hipotéticamente llegar o haber llegado a presidente de algún pais bananero o incluso platanero, jajaja. Muy bien escrito, de manera difusa, pero visible para las bestias como yo.

    Un saludo.

    27/04/14 06:04

  • Bluess

    GRacias Voltereta me alegra que te gustara, aunque yo nunca lo viera presidente de una república bananera,jeje.

    29/04/14 08:04

  • Sandor

    Me ha divertido leer este texto ágil y bien resuelto. No es fácil arrancar una sonrisa y conmigo.lo has conseguido. Realmente escribes mejor que muchos articulistas de la prensa,con sección y muermo fijo.
    Sandor

    01/05/14 01:05

  • Bluess

    Gracias Sandor eso pretendía, arrancar alguna sonrisa. No entro a diario por aquí pero bienvenido a este sitio, después de la muerte de qqml.
    Saludos

    03/05/14 03:05

  • Sandor

    Bluess
    ...No me acordaba de ti.!! Jo...qué bien tenerte cerca..esa muerte me dejó huérfano.
    Un hallazgo..mi Bluess
    Sandor

    03/05/14 04:05

  • Yitzjak

    Jajajaja. Cruda realidad. Muy bueno.

    10/08/14 08:08

Más de Bluess