TusTextos

Frente al Pasado.2.

No era el único bien a subastar pero si que se podía decir que sobre el papel era "la joya de corona" de la jornada y de hecho el precio que se barajaba era realmente elevado, considerando las condiciones en las que se encontraba . Eran tiempos de una democracia incipiente que había recibido un gran espaldarazo por parte de la sociedad que la anhelaba, con el propio jefe de estado a la cabeza, pero no por ello, estaban exentos de los mismos problemas que las democracias de los países vecinos con una profunda crisis económica y laboral como consecuencia de la reconversión industrial y la desindustrializacón, más acusada aquí si cabe como consecuencia de la obsolescencia de la industria con excesos de producción sin demanda, un falta preocupante de recursos energéticos a diferencia del resto de Europa y un déficit total de industria electrónica, informática y bioindustria referentes en el progreso tecnológico que se demandaba.

El estrado pemanecía todavía solitario. En él presidía una vieja mesa donde se había realizado acomodo para cuatro personas. Sobre ella dos ceniceros, unos pocos papeles y bolígrafos BIC naranja de tinta azul y para asombro de los parroquianos cuatro botellines de plástico de agua mineral. A la derecha de la mesa se alzaba un atril de madera en cuya parte superior, aparecía un voluminoso micrófono que se continuaba con un largo cable gris que culebreaba hasta el suelo para en seguida esconderse bajo de la mesa.

A modo de anfiteatro, un patio de butacas viejas e incómodas con un pasillo central y dos laterales pegados a las paredes rodeaban la tarima central. Detrás del atril se adivinaba una vieja puerta de roble que comunicaba el salón con una estancia contigua.

Al lado del pasillo en el primer asiento a la izquierda, delante de la mesa destacaba un auténtico aristócrata con osamenta corroída por el tiempo, con barba elegantemente cuidada con destellos plateados. Ataviado con indumentaria de finales del XIX en tonos oscuros, sostenía pacientemente un pipa inglesa de brezo, fumando pacientemente largas bocanadas sin mostrar la menor preocupación. Se habían congregado títulos nobiliarios de distintas partes del país, pero Cipriano de León y Baeza superaba a todos ellos por tradición, cartera y por su puesto por edad. Reservaba un sitio a su lado, sobre el que descansaba un cartapacio de piel de serraje con la identificación del propietario grabada en caracteres de letra española inclinada, lleno de documentos.

A escasos diez metros de pie a la izquierda, sin ocupar su sitio en primera fila, un pequeño grupo de terratenientes de la provincia, con gesto cariacontecido hablaban y gesticulaban de forma ostensible. Desde finales de los setenta las precipitaciones habían brillado por su ausencia y ese invierno los meses secos seguían apilándose uno encima de otro, sin lograr sacudirse el suelo su costra seca ni permitir que el cereal creciese en el terreno. Con todo, la escasez del pasto para el ganado hacía que fuera necesario alimentarlo con pienso, que al precio al que se había puesto, encarecía notablemente su crianza. Así las cosas, a finanzas mermadas, ánimos revueltos.

En los asientos delanteros derechos un docena de extranjeros, ingleses, franceses y alemanes, hablaban animadamente sentados en dos filas contiguas, mientras generaban una gran nube de humo sobre su cabezas con sus cigarillos americanos. Portaban trajes de chaqueta y corbata, con y sin chaleco, en colores de predominio en tonos tierra y gris carbón contrastando con sus abrigos de lana oscuros. Daban la impresión de llevar una conversación desenfadada, sin que realmente al verlos dieran la sensación de encontrarse fuera de su ámbito. La mayoría por sus ocupaciones, y en los tiempos de apertura que corrían pasaban largas temporadas en el país, lejos de sus lugares de origen, y si bien su presencia no pasaba desapercibida, se habían integrado a las mil maravillas en el ambiente de aquella sociedad de principios de los ochenta anhelante de libertades y progreso

Las filas poco a poco iban siendo ocupadas, cual iglesia por feligreses devotos en "misa de doce" cualquier domingo del año, por burócratas y gente de los partidos así como curiosos, enteradillos y demás jungla ávida de chismes. Las más cercanas al estrado presentaban un papel con la palabra "Reservado" , destinado a los hombres fuertes del gobierno municipal y de la oposición que se entremezclaban con algún noble terrateniente y empresario.

Minutos antes de las once de la mañana, representantes de los Ducados de Peralada y Ferrán Gómez así como del Marquesado de Villaspesa, se incorporaban a sus asientos frente a la mesa de la subasta. También miembros de la corporación municipal en representación de sus distintas formaciones de carácter nacional y nacionalista se sentaban con aire tan distendido, que proyectaban la idea de intrascendencia, de que todo fuera a ser un puro trámite.
Segundos antes de la hora en punto, se abrió la portezuela de la estancia adyacente y en fila y en dirección a la mesa se dirigieron por orden, un interventor destinado en la Delegación de Economía y Hacienda, el jefe de la Sección de Patrinomio, el alcalde de la ciudad y el secretario municipal para cerrar el grupo y ocupar el lugar adyacente al atril. Tras saludar a los presentes y presentar a los miembros de la mesa, el alcalde dio paso al secretario para que procediese a la lectura del pliego de condiciones económico-administrativas de la subasta, como paso previo a la apertura de cada una de las plicas presentadas. Justo en el momento en que empezaba a leer, el sonido de un tacón de mujer al impactar sobre el suelo de terrazo se hizo dueño de la sala. Una mujer joven de larga melena rubia recogida en un moño alto avanzaba con decisión por el pasillo central. Ni se adivinaba ni se insinuaba su figura, bajo el largo abrigo blanco "Manuel Piña". Con paso firme ajena a todas las miradas que instantáneamente se fijaron en ella, recorrió el trayecto que le separaba de la butaca libre a la izquierda de Cipriano, donde se sentó tras un discreto saludo al Duque, que no había necesitado darse la vuelta para saber quién había hecho irrupción en la sala.
Más discreto, pasando desapercibido durante la lectura del pliego, entró sigiloso por un lateral con un semblante sereno y movimientos disciplinados un hombre bajito de ojos redondos con labios finos y pequeña nariz puntiaguda, de quién únicamente hubieran podido decir los que repararon en él, que era un oriental donde aparecían las primeras canas bajo un abrigo de piel vuelta negra de "Hervás Piel".
En la puerta de entrada un papel plegado varias veces se acababa de caer de un bolsillo. Uno de los niños que rondaba en la calle lo desplegó y a duras penas consiguió leer con dificultad el texto.

PLIEGO DE CONDICIONES ECONÓMICO-ADMINISTRATIVAS
Aprobado por el ayuntamiento en sesión plenaria del día 8 de enero de 1983 y que han de regir en la subasta para la enajenación de bienes inmueble propios de esta Corporación.
1ª - La presente subasta se refiere a la enajenación de los bienes propios de esta Corporación siguientes:
1.Propiedad sita en el lugar denominado: Los Gaspares cuya extensión de 1500 m2 dividido en tres parcelas.
2.Propiedad sita en el lugar denominado Calderas del Menestral con extensión de 41800 m2 de superficie rústica y superficie edificada de 800 m2.
3. ...
...
6. Edificio sito en calle María de Guzmán, 4, dedicado a uso industrial de 400 m2 de superficie dividido en dos naves comunicadas sin divisiones interiores.
En todos ellos se adopta de contratar de conformidad con los artículos 13 al 16 del Reglamento de Contratación de las Corporaciones locales de 1953

2ª - El tipo de licitación será variable según situación, siendo por m2 de 1000 a 2000 pesetas al alza como mínimo y en caso de que dos o más licitadores ofrecieran la misma cantidad será adjudicado por pujas a la llana entre los que se hallen presentes en el acto de licitación y les afecte esta circunstancia.

3º - El plazo para la presentación de proposiciones será de veinte días hábiles, contados desde el siguiente hábil al día en que se publique el anuncio de esta subasta en el Boletín Oficial de la Provincia y del Estado y la celebración del acto licitatorio o apertura de la plicas conteniendo las proposiciones, tendrá lugar en el salón de actos de la Casa Consistorial el día siguiente laborable a aquel en que termine el plazo de presentación de los pliegos y hora de las 11:00 , bajo la presidencia del Sr. Alcalde o Concejal en quien delegue y asistido del Secretario de la Corporación o quién legalmente le sustituya, que dará fe del acta, de conformidad al artículo 33 del vigente Reglamento de Contratación de las Corporaciones locales

4ª- Las propuestas serán extendidas con arreglo al modelo que al final se inserta, reintegradas con el Timbre del Estado de 25 pesetas, suscritas por el propio licitador o por persona que legalmente le represente mediante poder declarado bastante por el Secretario de esta Corporación o Letrado nombrado al efecto a la que se acompañara una declaración, en la que el licitador afirme, bajo su responsabilidad no hallarse comprendido en ninguno de los casos de incapacidad o incompatibilidad señalados por los artículos 4º y 5º del referido Reglamento y el resguardo que acredite haber constituído en la Depositaría Municipal, o bien en la Caja General de Depósitos o en sus sucursales, en concepto de garantía provisional, la cantidad del 3% del precio fijado para el bien inmueble que se opte, sin cuyos requisitos serán desestimadas las proposiciones.

5ª - El adjudicatario, dentro de los diez días siguientes al de la notificación del acuerdo de adjudicación, deberá...

6ª - Los sobres conteniendo las proposiciones se presentarán cerrados, que podrán ser lacrados y precintados en la secretaría del ayuntamiento durante las horas de 10 a 2, hasta el día hábil inmediatamente anterior al de la celebración de la subasta y en los que figurará la inscripción: PROPOSICIÓN PARA TOMAR PARTE EN LA SUBASTA DE ENAJENACIÓN DE BIENES.
7ª -...
...

17 ª- No tendrán validez aquellas propuestas cuyo contenido sea comparativo (por ejemplo, tanto más)



MODELO DE PROPOSICIÓN
D. .................., de ......años de edad, de estado..............,...
...enterado de las condiciones bajo las que se enajena en pública subasta la parcela número...............de ................... metros cuadrados, aceptan todas y cada una de las condiciones y ofrece por el remate la cantidad...............................(en letra) pesetas. A la presente proposición se adjunta resguardo de depósito de fianza provisional y declaración de no estar incapacitado.....


Al darle la vuelta a la hoja, se dio cuenta de que en tinta de bolígrafo negro figuraba un número de nueve cifras.
Clopezn27 de febrero de 2019

3 Recomendaciones

2 Comentarios

  • Remi

    Es evidente tus conocimientos en el tema que se trata en el texto. "Enajenación de bienes" no conocía su significado, ahora si.
    Logras mantener la intriga en cada relato continuado.
    Saludos Clopezn.

    28/02/19 08:02

  • Clopezn

    Muchas gracias a las tres por seguir la historia.Prometo seguir intridgandoos. Un saludo cordial.

    01/03/19 01:03

Más de Clopezn