TusTextos

Sesión de Mirarse El Ombligo

Lo siento, no hay nada que pueda decirte. Mis palabras se han quedado completamente vacías, he decidido mantenerme al margen hasta que encuentre algo por lo que merezca la pena volver.
Por el momento, no tengo ninguna ganas. Tenlo en cuenta, sigo estando ahí, el pequeño cambio ha sido mi manera de actuar. A partir de hoy me baso en demostraciones, el resto, no sirve.
Lo único que hago es limitarme a tirar flechas, da igual a donde lleguen, al menos sabré que si en cualquier momento te las encuentras, podrás abrir los ojos. Seguramente sea demasiado tarde, pero mejor tarde que nunca.
Complicidad21 de noviembre de 2010

2 Comentarios

Más de Complicidad