TusTextos

Entre Sábanas Humedecidas.

Despertar entre sábanas humedecidas por el sudor, palpar a lo largo de todo el colchón en busca de tu rostro... y no encontrarte.
Me incorporé con brusquedad, presa del pánico... ¿me había abandonado?
Miré a un lado, miré al otro, miré delante y detrás, miré por todo.. de repente la puerta del baño se abrió.
-Sigo aquí.
+Pensé que te habías ido...
-Ya te dije que me gustas, que no solo eres eso para mi.
Señaló las sábanas refiriéndose a lo que la noche anterior había ocurrido.
Bajé la mirada, ruborizada, avergonzada... y él llevo las manos a mi rostro, inclinándose levemente para besar mi frente, entonces sonrió y dejó caer las manos a cada lado de él.
-Eres mucho mas de lo que te imaginas.
Historiascortas05 de septiembre de 2011

1 Comentarios

  • Emme

    Simple, lindo. Estaría bueno ver más que eso =) más de lo que uno no se puede imaginar leyendo esto.
    Saludos, Emme.

    05/09/11 07:09

Más de Historiascortas