TusTextos

Memento Vivere

Caer en un silencio profundo e intimista oyendo el canto gregoriano, extasiarse con las polifonas renacentistas que nos elevan ms y ms, puede que intentando que veamos el esplendor de la creacin desde la altura y la ligereza de sus rosetones policromados, que polarizan la luz dando un brochazo de aire fresco a la sobriedad medieval.

Las trompetas, triunfantes y gloriosas, anuncian la obertura del Orfeo de Monteverdi, la alegre y buclica primavera de Vivaldi precede a una impetuosa tormenta de verano. Las intrincadas y sugerentes obras de Bach, fciles al odo y de una sutil complejidad, nos hablan de sistematizar y ordenar, de hacer fcil lo difcil y, la mayora de las veces, de una bsqueda de la transcendencia. La elegancia y melancola de Pachelbel calman nuestro espritu. El glorioso Hallelujah de Hndel, tantas veces escuchado nos transporta a mundos de xtasis y luz infinita.

El genio perfecto de Mozart, nos divierte con su pequea serenata nocturna, una travesura divertida, nos abruma y sobrecoge con su Rquiem apenas terminado y, sin embargo, tan perfecto que duele el corazn. El genio esforzado de Beethoven, tachando y reescribiendo furioso, sudando cada nota, melodas que al final ya slo oa en su mente. Su novena sinfona anuncia un romanticismo incipiente.

Chopin nos enamora y nos seduce en noches de insomnio y luna nueva. Tchaikovsky nos transporta a la madre patria, y nos sorprende con temas de una modernidad sorprendente mezclada con los sonidos ms clsicos. Listz nos lleva entre lo oscuro y la luz de la maana, como un tobogn vertiginoso, entre graves, agudos y tempos de todo tipo.

Comienza un nuevo siglo, el XX. La msica, tantas veces teorizada y revisada, revienta en pedazos. Dodecafonas, microtonos, minimalismos, intentan hacer darle la vuelta a todo lo establecido. John Cage ata las cuerdas de su piano, Steve Reich interpreta patrones sin fin. Con la nueva industria, la nueva ciencia, se electrifican los instrumentos y se sintetizan nuevos sonidos.

Comienza el boom de la msica del pueblo y para el pueblo, de las work song de los esclavos algodoneros afroamericanos surge el primitivo blues desgarrado como su nombre, y de ah las diferentes familias del rock.

Descendientes de sus descendientes, marginados por su color de piel, ensayan y tocan en locales de los suburbios msicas de negros rompiendo reglas y moldes, Se inicia el Bebop, los comienzos de un jazz cansado del Swing y las Big Band de la postguerra. Ritmos cada vez ms convulsivos y asincopados se convierten en obras maestras geniales. Hard Bop, Free Jazz, avant-garde aumentan la complejidad de los sonidos hasta el infinito.

Para los odos ms convencionales, decenas, cientos de grupos pop suenan en las principales cadenas de radio, ritmos fciles, sencillos para simplemente disfrutar pasando el rato. Olvidar los oscuros recuerdos de la guerra y la postguerra, el hambre y la muerte. Baile, cortejo y sonrisas.

A cada accin le sigue una reaccin. Al cada vez ms simple pop se oponen los primeros esbozos del punk, rebelda por todo y ante todo, cuestionamiento del sistema y de sus bases, de la opresin, de la desigualdad y del metal, distorsionando al mximo el sonido de las guitarras.

La msica es un ente vivo, la msica evoluciona tal y como evoluciona nuestra historia, como evoluciona el ser humano.

Recuerda: Ests vivo.
Imigueldiaz07 de abril de 2016

Más de Imigueldiaz

Chat