TusTextos

Sueño O Realidad

Una mañanita soleada iba paseando por el paseo marítimo de un pequeño pueblo pesquero cuando de repente vi a lo lejos en el mar algo que brillaba con luz propia, en aquel instante pensé: "Que será aquello que reluce en medio del amplio océano azul?" sin perder tiempo baje a la fina i blanca arena de la playa para acercarme a la orilla, curiosamente no paré al llegar al borde del inmenso océano, me introduje en el agua como hipnotizado, a cada paso el agua me cubría hasta llegar al cuello, sentía mi ropa mojada sobre la piel, pero no podía dejar de mirar el brillo hipnotizador de aquel objeto que me llamaba, el agua me llego a cubrir por completo, pero daba igual no necesitaba respirar y seguía avanzando hacia la luz que me daba la vida, pero aquello no podía durar siempre y mi cuerpo empezó a necesitar el aire para seguir adelante, empecé a perder la razón, el horizonte,... sentía que mi cuerpo no era parte de mi, que mi alma se separaba de mi ser corpóreo, que no podía seguir avanzando, para llegar a la luz. De repente la luz empezó a moverse hacia mi, avanzaba en zigzag, cada vez más deprisa y mas deprisa, cuando estaba a mitad de camino una figura empezó a hacerse visible, era un sueño una ilusión, ante mis ojos apareció una sirena de pelo moreno con una gran piedra brillante colgada al cuello. Ella se acerco a mi me cogió en brazos y me elevo hasta la superficie para que pudiese respirar el aire que me devolvería la vida, ella me llevo hasta la misma arena que yo deje por ella y con un beso de amor me dejo en la suave arena blanca.
Aquella belleza se dio la vuelta para volver al ancho océano y yo sobreponiéndome a lo sucedido conseguí preguntar: Como te llamas?
Ella solo digo Gemma y se marcho dejando mi pobre cuerpo huérfano de alma y de ser.

Desde entonces me paso los días buscando aquella luz para que guiase mi vida, aquel faro seductor de mi sirena. Pasado un tiempo estaba en el mismo paseo al amanecer y alguien puso su mano en mi hombro y al girarme vi que aquella persona era la sirena que me salvo el día que perdí mi rumbo. Ella solo dijo “me llamo Gemma y creo que te conozco”.

Ahora no se si aquello que me paso es un sueño o una realidad, pero es bonito pensar que la realidad puede ser sueño y que los sueños se pueden hacer realidad.
Jbarcelo10 de diciembre de 2007

2 Comentarios

  • Mejorana

    Da igual si los sueños se hacen realidad o no . Mientras estás soñando los estás viviendo. Tus sueños y tu sois una sola realidad

    26/01/08 04:01

  • Artalia

    aquello fue una realidad, las sirenas existen. salud

    06/02/09 01:02

Más de Jbarcelo