TT
El Escritor Enamorado 09 de diciembre de 2012
por kafkizoid1
Cuanto te quiero, te deseo, te amo, te dejo, te extraño, te lloro, te odio y te vuelvo a querer. Es el ciclo eterno del atribulado corazón juvenil. Humano relleno de dulce pasión, ocupado de los quince a los veinte de sembrar el mundo de rosas y claveles. Siempre abarrotando espacios de peluche y perfume.

La luna es su íntima compañera, las estrellas sus testigos, es común encontrarle con las manos en la musa. Amigo enamorado y distraído, aquel que escribe largas columnas de poesía nerudiana de una sentada, corrige solo lo esencial para conservar la pureza del sentimiento.

Eterno inspirado por el cuerpo, tierno devorador del fruto prohibido, aquel que se reblandece entre las piernas como melocotón maduro. Siempre sembrando en mantos fértiles de la imaginación multicolor, una ruta de letras improvisadas. El escritor cuyo corazón late a ritmo de tambor, escucha atento ahora. Esa música golpeando su pecho.
__________________________________________________________
Escritores en 150 palabras
__________________________________________________________
El escritor del cafe
El escritor severo
El escritor matematico
El escritor enamorado
El escritor celoso
El escritor narcisista
El escritor existencialista
El escritor espantado
El escritor aprisionado
__________________________________________________________

8 Comentarios

Bueno, pues hoy me he levantado como todas las mañanas: desvergonzada, sincera y políticamente incorrecta. Si yo fuese escritora, que no lo soy, pertenecería a este grupo. Y para más inri, no tengo de 15 a 20 años, sino la vergonzosa edad de 48, o sea, casi medio siglo. Madre del Amor Hermoso, Virgen de los Desamparados, ¿tendré que ir a que me lo miren? Es que ya tengo una lista de cosas para consultar al médico más larga que mi brazo. Y encima, por estos pagos haciendo recortes en la Medicina pública. Si es que no gano para disgustos. Por Dios, que llegue ya el 21 de diciembre y el Altísimo me lleve de una vez a su vera

09/12/12 06:12

Hola Beth, gracias por tu comentario.

Ya veo que eres una escritora enamorada. Como todo hombre en este planeta, no he llegado a comprender ni un miligramo a las mujeres. Quizás es por esto que mis textos no representan al género femenino, que por cierto es, admirablemente, mucho más sensible de lo que yo podría jamás postular a ser.

http://www.youtube.com/watch?v=I3DszYNKov8 de los quince a los veinte es en realidad una alusión a esta canción. En el fondo éste escritor enamorado es un adolescente, no un real apasionado. Recordemos que siendo solo un personaje no se representa más que a si mismo. Quizás si me hubiese dignado a llamarle Pedro o Juan no se daría este tipo de confusiones.

Espero en algún momento poder reunir a esta tropa de personajes en relatos o cuentos breves, por ahora estoy delimitando sus mas gruesos trazos.

Un abrazo y cuidado con eso de levantarse con el pié izquierdo, te recomiendo un buen café.

09/12/12 07:12

No sé si me identifico con este tipo o sólo son etapas, no he subido el resto de mis escritos y por varios ya me hubieran sacado de la página, pero creo que son más facetas que un estilo en especial... También estan los que escriben por encargo no lo olvides...

Saludos!!!

09/12/12 08:12

El amor es un término que define un estado. La cuestión cambia, cuando describas al escritor químico. Te dará las claves de hormonas y relaciones interactivas sinápticas, niveles de serotonina y palpitaciones debidas a determinada proteína que induce al cerebro a provocar un trance. Me coloco al otro lado del espejo, allá donde Borges suele situar la realidad de su Alef...no te veo, pero si construyo un engranaje literario que pudiera consolidar la idea de crear un reloj de profesores...Tu texto describe, porque has vivido, vivenciado, analizado...las diversidades. El no profesor es una categoría que destruye tu colección. Cabría hablar de amor sin sensualidad, sexo, senso, seísmo, sexismo, psoriaris....Y ¿El amor divino? No olvides que el éxtasis anta llagas, sudor, espinas y sangre es un tributo de los inicios del sado-masoquismo liberador de Santa Teresa de Jesús: La santa orgásmica. Un excelente relato. Un gran saludo.

09/12/12 08:12

La descripción se auxilia en la notable capacidad que muestras de hurgar en hechos comprobables, vivencias de otros o personal, multiplicando exactitudes que no escapan a una buena porción de los que son cortos de años, en los intentos velados de arribar posteriormente con simpatía e ímpetu, a la cima del Monte de Venus o de descender profundo la cueva de Falopio y sus galerías, y la tibia ensoñación de ser aceptado.
Resalta el humor advertido desde el comienzo del texto, aumentando el agrado de haberte leído.

Magnífico contenido, dejas ese sabor de virtuoso escribiente.

10/12/12 12:12

Elmalevolico:

Puede que un día de estos me de por hacer lo del escritor por encargo, aunque hay otros tipos mucho más curiosos como:
el escritor Hemingwayezco
el otaku (fanfictions)
el narcisista (caso ya largamente documentado)
el humorista
el existencialista
el de la oficina (kafkiano)
el barroco (o como me gusta llamarlo a mi, el balzaciano)
el misógino,
el relativista,
el cósmico lovecraftniano

Comming soon brother!

11/12/12 07:12

Neogrekosay

Me gustó la idea de vincular al escritor directamente con un oficio o profesión, y sobre todo la parte de vincularlo con el estado químico transitorio, porque es constantemente dinámico. Cierto que puede ser una especie de hipnosis. ay de esta creación, siempre he encontrado en la atracción sexual un aspecto tan degradante de babear y perder la razón.

Destruir las categorías está ya un poco bien para mi, siendo todos estos fasciculos tan regulares y resumidos, pues falta algo que sacuda un poco el escenario.

Quizás tengas razón y deba aprender a sexualizar un par de lineas.

Gracias por los consejos mi estimado.

Un abrazo

11/12/12 07:12

Índigo.

Creo que lo que me ha impulsado a esforzarme por transparentar la realidad es el miedo que siempre he albergado hacia todo lo que pueda ser descrito. Mi mente es de un sopor insoportable y la escritura es una de las únicas cosas que me permiten quitar el velo misterioso que cubre a las cosas e ideas.

Gracias por lo del sentido del humor, es algo que hace algún tiempo nunca me habría esperado en un comentario, creo que el músculo del humor escritoril ya está apretando.

No creo ser magnífico, pero de todos modos gracias por ayudarme a crecer y mantenerme produciendo activamente estas breves locuras.

11/12/12 07:12

Sigue leyendo a Kafkizoid1 arrow_downward

Un Lovecraft Desviado.
1381 lecturas, 2 comentarios
Epílogo 3: Cuando Sentir Sea una Moda
993 lecturas, 0 comentarios
Los Medios y El Castigo a la Falta.
1240 lecturas, 5 comentarios
Dos Guitarras
980 lecturas, 2 comentarios
El Escritor Narcisista
1443 lecturas, 12 comentarios
Chat