TusTextos

Volando por El Interior

Fue aquella noche cuando al fin decidió volar. Lo hizo sentada en la cama, junto a su peluche y en una postura un tanto incómoda para escribir, y voló. Planeó sobre todos los lugares que deseaba conocer, pero también sobre los conocidos a los que quería volver. De este modo, recorrió cada zona que su mente conocía, incluso aquellas que no podían existir en su realidad. Pasó de los lugares a las sensaciones, y estas llevaron irrevocablemente a los sentimientos, con lo que recordar se hizo inevitable. Comenzó recordando los malos momentos, ya que son los que se encuentran más en la superfície, los que afloran con mayor facilidad. Desenterró su frustración y las ganas de llorar; la soledad y la melancolía, pero no las desterró, pues, aunque poco placenteras, siguen siendo sentimientos. Evitó el odio en su corazón, y aun con dolor, trató de comprender el modo de pensar de aquellos que la habían hecho sufrir. Poco a poco ascendió para recordar un pasado lejano, cargado de inocencia y curiosidad, en que una palabra podía crear miles de historias. Ya sin lágrimas en sus ojos pasó a la satisfacción y la alegría de esos momentos que vale la pena recordar con sus pequeños detalles que hacen que una lágrima aflore por la emoción.
A continuación llegó la imaginación, ese pequeño don que tan grandes aventuras le había proporcionado y junto al que había creado miles de historias escritas en noches de desvelo y tardes de aburrimiento. A raíz de ella habían nacido innumerables personajes y aparecido sus más preciados sueños, y cómo no, ella misma había crecido.
Tras este pequeño reconocimiento, meditó si le había gustado aquello que había visto y al punto se dio cuenta de que no se trataba de emitir un juicio sobre si le gustaba su ser o no, sólo debía observar cada uno de los componentes que la formaban y utilizarlos para un fin: conseguir ser quien ella quisiera.
Lijayterciopelo27 de junio de 2009

2 Comentarios

  • Voltereta

    Me gusta la visión introspectiva que has hecho de ti mismo, se nota que sabes separar los sentimientos y las emociones y dar a cada una su justa medida.

    Me ha gustado, tu narración.

    Un saludo.

    27/06/09 01:06

  • Diesel

    Has echo un verdadero "camino Anímico" con un pequeño texto lleno y pleno de ingredientes. me encantó la narración. Desde lo interno has ido sacando a la superficie realidades "orgánicas" del ser humano. Felicitaciones y un fuerte abrazo amistoso.

    27/06/09 06:06

Más de Lijayterciopelo