TusTextos

Deshuesado

[Poema recitado en la primera semifinal del X Campeonato Poetry Slam España, celebrado en Zaragoza el 4 de noviembre de 2021]


Qué bien os vengo.
Sí, qué bien que os vengo.
Porque no me contengo
y digo lo primero que pienso;
la calidad virginal de mi verso
agitado, no revuelto.

Qué bien os vengo
con mi traje de soldado de invierno,
sin conciencia de clase y satisfecho
más feliz por diablo que por viejo.

Qué bien,
¡un mediocre con estilo añejo!
Que solo sabe escribir sobre la ninfa de Ipanema
que dibuja el mar cuando a lo lejos
abandona sus huellas en la arena.
Un imbécil tatuado en escritura cuneiforme.
No sabe escuchar los susurros de los zorros,
no hace suyas las causas nobles
del respetable que le compadece con los ojos.

Ay, Marcos, fiel pero desdichado
príncipe de las mareas desnortado
ansioso de ser algún día
escorpión en círculo de llamas,
de cazar animales extintos en las márgenes de tus páginas
y secar su carne muerta en lo que un día fue
la AP-68…dirección Zaragoza.

Buscas refugio en el final de un millón de soles,
porque no tienes nada mejor que ofrecer
que una decadencia acorde.
¿De qué valen diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela?
Si tu poesía es la madera
de una embarcación inestable
como aquel que la lleva.
Limítate a escuchar a ese que vino en patera,
a la chica que se cambia de acera
cuando caminas por la noche junto a ella.

Qué bien os vengo, ¿verdad?
Hago brillar la mugre
hablando de la puta realidad.
Soy la sufrida infantería que chapotea en el charco del cinismo,
y si te abren la cabeza por ser homosexual
me importa muy poco el país de tu asesino,
mi único afán es castigar al que no respeta a su vecino.
Mi camino quizá sea más largo
porque me da por pensar
que no escribo por lo que valgo,
sino para demostrar que todos somos colosos de hielo
sujetando el reflejo de un techo de cristal.
Estamos juntos, cenando en el infierno…

Ojalá sirvan estos momentos para hacernos recordar
que lo más real de nuestra lucha se condensa
en solo tres minutos de vitalidad.
Gustoso escribo por la cultura
libremente por cualquier vida
y desde mi barricada ondeo bandera blanca, letraherida.
Quitaos vuestra máscara de Dalí.
Nos vemos allí, en cada bar os espero. Con rostro descubierto.
Porque intuyo que no os convenzo,
sé muy bien lo que parezco.
Sueno a machito guerrero,
a “quiero pero no puedo”…

Pero venid, que con impertinente orgullo
cada noche y día tras día,
veréis cómo me pregunto:
¿qué hombre, aún blanco y hetero,
sería si no quisiera mejorar el mundo?
Luko179106 de noviembre de 2021

Más de Luko1791