TusTextos

El Espiral que es la Mente

La vida misma contiene misterios, los cuales se responden si uno indaga en verdadera profundidad sobre cuestiones que, por inercia, se toman por sentado, por sobreentendido.
En esta inercia aceptamos, por la total comodidad que supone no promover un cambio, algo que no varié nuestro movimiento o quietud. Aceptamos inconscientemente principios que pueden estar más que equivocados, errores conceptuales, errores groseros… y también principios acertados, que no se alejan demasiado de la realidad, y otros certeros, que son la verdad encarnada.
Cuando buscas la verdad, lo haces con total frialdad, despejando de tu mente cualquier implicación sentimental, o creencia.
La trascendencia de nuestra capacidad de resolver, describir, teorizar se halla en las preguntas correctas. Preguntas que son propias de cada uno, que nos conllevan a elaborar una hipótesis. Verdad absoluta, no existe, pero totales mentiras, si las hay.
Un gran pensador menciono antaño que el ser humano se engendro en las manos de Zeus como un ser andrógino. Cuatro brazos, cuatro piernas, dos cabezas y una sola alma compartida. Celoso del poder de sus criaturas, el caprichoso dios decidió separarlos y alejarlos infinitamente sobre la tierra, estando destinados a buscarse por la corta duración que es una vida.
Siguiendo este planteo, ambos sexos son complementarios el uno del otro: la naturaleza fuerte, brusca y destructiva del macho, con la suavidad, debilidad y capacidad constructiva femenina (entre tantas otras cosas y eliminando variables).
No hay género mejor que otro, no hay superioridad nata por pertenecer a una clasificación u otra, remarcando.
Cada una de las partes de este ser extraño es imperfecta, y a la vez, autosuficiente. Siguiendo con la lógica planteada, ambas mitades se necesitan para completar el todo, a pesar de que, francamente, ambas partes pierdan cierto grado de libertad; valoración que depende de cada ser humano.
Aunque planteándolo bien: ¿de dónde nace esto que consideramos amor?¿qué tan diferente es respecto del cariño?
Sentir aprecio por una persona es el resultado de la valoración del humano en cuestión como tal. Valoración que se basa en criterios personales, muy intrínsecos e íntimos en la estructura mental y emocional. El aprecio, retomando, nace de la consideración de las partes agradables, y contra restantes de los defectos.
Confieso haber confiado y querido a gente que, ante la posibilidad, no dudo en apuñalarme por la espalda, pensando en que jamás seria enterado, o que quizás no fuese de mi incumbencia.
Un verdadero amigo perdona, si. Pero un verdadero amigo también, cuida de su amigo, porque ser una buena persona, no significa ser idiota y soportar. Desde mi punto de vista, ni el bien ni el mal existen… ya que cada una de estas cosas está determinada por nuestros pensamientos más profundos… podría decirse que existe lo ético y lo correcto, y lo carente de escrúpulos.
Quisiera tanto golpear, pero me retengo… quisiera tanto gritar… pero me contengo…. ¿Por qué me reprimo? ¿Por no sentirme incomodo, avergonzado o humillado?
Los impulsos son una enorme fuerza con la que peleamos día a día, que hieren cuando no consiguen lo que desean... la consciencia, entidad que señala errores, está del otro lado, actuando como le es propio.
Toda esta guerra ocurre aquí dentro, en mi cabeza… balanceándome entre el “bien” y el “mal”, haciendo me debatir mis principios y reconsiderando la necesidad de mis acciones, mas allá del interés de satisfacer un deseo.
Y con esto enlazo… impulsos:
El amor es impulsivo… porque nace de un impulso sexual… pregúntate, de las parejas que has tenido ¿Cuántas han sido por un interés sexual inicial, que fomento una valoración, quizás errónea, que te llevo a convivir con tal persona?...
Indico que, no es un reclamo… tan solo cuestiona, y ten curiosidad… ¿de verdad, porque?¿con que fin lo hare mas allá de lo sexual?... como he mencionado en otro texto, el amor como tal, personalmente, nace del des-interés sexual; y del interés del ajeno bienestar, sin pedir ni esperar nada a cambio.
para concluir... y resumiendo al minimo, antes de actuar hay que pensar, para saber en que uno se esta metiendo, viendo mas alla de los impulsos, y de una pequeña corazonada.
Mastera17731 de octubre de 2014

Más de Mastera177