TusTextos

Grupo Omega - Parte 8/16

Me levante de la silla. Mire al sujeto junto a mí. Se abrió una puerta oculta simulada como pared.
-¿Qué elige?
Pensé. Permanecí pensando.
-todo lo que quiero es que mi hija, viva en un mundo mejor.
-es un buen comienzo… ¿acepta?
-Acepto.
Me hicieron entrar a la sala tras la puerta oculta, era muy grande, llena de hombres y mujeres.
-bien, es aceptado. Esa ropa de allí será tu uniforme de trabajo. Ese expediente será el tuyo desde ahora. Y el rifle MJ-42 será únicamente tuyo. Lo dejaras aquí, se te facilitara en tus operaciones futuras, y cuando sea necesario, lo podrás llevar contigo como tu propio juguete.
-de acuerdo.
-muy bien. Su coartada se le será informada. Se le asignara a otro país. Esa cabaña del lago es disponible para lo que desee. Es un obsequio por su historial excelente. Tendrás que seguir un entrenamiento físico y mental para optimizar tu rendimiento en el campo. También se asignara un ayudante capacitado en apoyo de todo tipo. Le espera un futuro brillante…
Me llevaron de allí a un camión. El resto de la historia, quedara pendiente hasta una nueva oportunidad.


4. El viaje a Dublín

El cuchillo del jefe estaba siendo afilado con detenimiento por las manos de su dueño, con una lija fina. Esto debía ser realizado periódicamente para evitar inconvenientes en un momento crítico. El punto que siempre alcanzaba en una hora de afilado era de cortar un papel de impresora en dos. Luego, lo guardaba en su vaina, esperando para la próxima ocasión.
El MJ-42 era la niña consentida. El número de identificación era la señal de su responsabilidad legítima. La pila plateada del reloj ya estaba en los últimos servicios, cosa que se veía porque el display indicaba recargar cuando el cargador estaba lleno.
El arma de este instante tiene algunos agregados con respecto al robado al cuerpo de cera. En la parte posterior se añadieron adaptadores para colocar una empuñadora para la función de francotirador, y los tres peines que se requerían para cada ocasión se guardaban: uno en el alimentador, y los dos restantes en una abertura hecha en el mueble posterior. Por lo que se volvía mas pesada, pero disminuía el retroceso.
El uniforme de campaña camuflado en color negro tampoco se salvaba de añadidos. Los codos, hombros, pecho y piernas estaban recubiertos por placas metálicas blancas, que se retiraban según la ocasión. La misma situación sucedía para rodillas, cadera, cuello y pecho/espalda. En definitiva, el traje podía ser ligero y ágil, para ocasiones de sigilo; o pesado y protector, cuando las situaciones requerían combate directo.
El equipo de visión nocturna era el más nuevo agregado, que por ser costoso, se los tenia privado antes.
Este equipo entraba en un maletín junto al rifle. Compacto y cómodo al trasladar.
-la señal proviene de una antena ubicada a 32 kilómetros al sur. Si vamos hacia allá, puedo poner una cámara pequeña.
-¿no podrías hackear desde aquí la red del servidor de seguridad privada?
-voy a intentarlo. Si llama el Mayor, atiéndelo.
Ya estaba todo listo. Martina encendió su portátil e ingreso a la página de Seguros POG. Para una experta en computación y tecnología informática, crear una cuenta falsa y acceder a los archivos de la antena sería fácil.
-los archivos se van a terminar de bajar en quince minutos.
El teléfono comenzó a sonar.
-Mayor, ¿qué novedades?
-noticias para ustedes, viajaran en el ala voladora hacia Irlanda en media hora. Espero que recuerdes como usar los paracaídas.
-si… no los tengo que abrir ni dentro y a punto de tocar el suelo. Verde bueno, rojo, si malo.
-¿Dónde quedare yo? . - pregunto Martina -
-el aeródromo de ISA en Irlanda tiene una sala caliente y llena de computadoras. se buena niña y no rompas nada alla.
-¿voy a hacer amigos allá? - interrumpio el jefe -
-no… usaras tu equipo de trabajo pesado, tu rifle con: 1 cargador lleno de dardos eléctricos, y los otros dos con balas de salva. El Grupo IRDA hará un asalto a la capital, Dublín, intentando dar un golpe de estado al gobierno de turno. Tendrás que dar apoyo a la policía en las calles y actuar como francotirador sobre el tejado de la casa de gobierno. Protege a los civiles, por sobre todas las cosas. Tu entrada será sobre la comisaria 12 de Dublín. Martina, brindaras apoyo logístico y de ubicación.
-¿hay un plan de reserva?
-No. IRDA atacara solo con bombas molotov y granadas lacrimógenas. Hay un regalo para ti jefe, una máscara de gas. La encontraras en el techo cuando aterrices.
-¿solo eso?
-también puede ser usada de una segunda forma, que se te enseñara cuando sea necesario. Quiero informes cada hora. Suerte para ambos, corto.

5. Rojo-32

Dublín estaba brillando como perla en el fondo del mar a la que le llega la luz del sol. Las construcciones, cubiertas de nieve, permanecían solitarias en las calles de adoquín. Muchos bares llenos de gente viendo el mundial de futbol. La plaza central donde se ubicaba una embarcación vikinga de piedra y un poste con una bandera flameando orgullosa.
El avión volaba por encima de la cuidad, A una velocidad que disminuía. Dentro de él, el jefe se ponía las placas blancas de metal y el equipo de visión. Con su paracaídas y su arma en la espalda, esperaba el momento de abrir la puerta y lanzarse en caída libre.
Este modelo nuevo del ala voladora puede ser usado de esta forma a gran altitud para lanzar suministros y personal. Su forma básica permanecía invariable, a excepción del tamaño inferior. Desde arriba se veían las luces tenues de Dublín, dando un ambiente más cálido a la zona helada.
-antes de saltar, ¿Dónde los puedo encontrar cuando termine?
-el aeródromo está a unos cinco kilómetros de aquí. Pero pasaras la noche en el hotel Valkiria, si es que termina esto temprano.
-mejor tiende una cama en el hangar, va a ser una noche ocupada.
Abrió la puerta y se lanzo. El aire helado que corría por su cara congelo parte de su uniforme, y a esa altura y velocidad, un leve movimiento de mano podría cambiar mucho la dirección hacia donde caía. La luna bañaba de blanco todas las construcciones, y cuando podía visualizarse a lo lejos la enorme hache del helipuerto de la estación, el jefe abrió su paracaídas, cayendo suavemente a la terraza.
Una puerta metálica, helada, era el acceso. Dentro, una escalera gastada bajaba al interior, doblaba a un pasillo con una puerta. Tras esta, un hombre esperaba.
-Bienvenido a Irlanda –le tendió la mano para saludarse -. Qué bien que llegó temprano. También ISA me envío contra el disturbio de esta noche. El infiltrado en IRDA hablaba que comenzarían a las dos de la mañana frente a la catedral que está a dos cuadras de aquí.
-¿Por qué harían un motín tan cerca de la policía?... no parece un movimiento inteligente.
- Muchas veces lo hacen solo para llamar la atención y llevar su mensaje al mundo. Pero destruyen muchos edificios por aquí y por allá.
-no creo. ¿No ha conseguido más información el contacto?
-si, pero esta codificado; no entendemos lo que dice. Mira, voy a abrir el e-mail.
Fueron a la computadora del depósito de objetos confiscados y evidencia. La vieja computadora funcionaba ruidosamente pero con rapidez. El documento se llamaba “Doc-Esp-Isa-Irda”, y decía lo siguiente:

“Señor Pulpo:
Se que está ansioso por cerrar su pico sobre el pez gordo. Pero deberá cuidarse, este tiene espinas y veneno que es indetectable solo hasta que se comienza a agonizar. Quizás debe fingir su ingesta y quitar los fluidos del cuerpo para diseminarlos en el agua. Los peces de colores de la superficie no se darán cuenta de lo que se les avecina hasta que el veneno emane del fondo y los deje aturdidos.
No se confunda, si el patriarca es descubierto, adiós a nuestro mundo y lo que será de él. Sea sutil al escupir su tinta, prueba en un coral muy pequeño para confirmar los resultados. El vudú tiene esta herramienta muy afilada, y podemos sacarle provecho para formar nuestro grupo de lacayos leales.
El tiburón siempre molesta en las zonas más iluminadas, y es muy celoso de sus presas. Más vale que sea encubierta la acción. Puedes pedir un tentáculo a los moluscos de Gibraltar. La cacería comienza ya.
Muy sutilmente, Calamar gigante.”
-voy a guardar una copia en mi pen-drive, si no te molesta.
-somos del mismo bando. Pero cuidado con transmitirlo. Úsalo solo localmente. Espera aquí que voy a disfrazarme Y vengo.
El documento estaba muy codificado, pero algo se podía comprender en todas esas metáforas: alguien pretendía formar un grupo de gente descerebrada para algún propósito que aun no era posible decir ciertamente.
-jefe, ya estoy conectada a tu auricular. Si tienes alguna duda o algo, envíamelo.
-de acuerdo. Tengo algo interesante por acá, pero tengo que ir y pasártelo yo, esta red no es nada segura.
-mejor así. ¿Te recibió William Mac´ Allister?
-si… habla muy bien el español. Parecía legua natal.
-trabajo años para ISA en España, su acento escocés esta borrado completamente.
La puerta de vestuario se abrió y salió William vestido con su uniforme, este era rojo y su número era E-32, a diferencia del E-97 del blanco. Ambos fueron a la recepción y vieron las noticias.
El conductor del noticiero internacional, entrado en años, mostraba seriedad y, sobre todas las cosas, emanaba una gran experiencia en el área donde se desempañaba:
Mastera17729 de septiembre de 2014

1 Comentarios

  • Mastera177

    Y ya nos encontramos a medio cam ino en esta historia que posee al agente de ISA como protegonista. invariablemente, las paginas del texto original van de la 37 a la 41, inclusive.
    un cordial saludo, Master A-177.

    29/09/14 04:09

Más de Mastera177