TT
El Consuelo de la Tarde 27 de mayo de 2014
por neogrekosay2012
Se agranda el camino, como una serpenteante línea imaginada.
Aprendemos a confiar en los colores que nos acompañan.
Luces jugando entre hojas, u hojas que pretenden ser luz.
En medio de tanto descubrir que miles de formas de vida
configuran nuestros espacios existencias,
una serpenteante línea imaginaria anuncia el límite.
Es un acuerdo entre el de dónde vienes y hacia dónde vas.
Aprendemos a no confiar en la ingratitud: en ese cada día,
que nos colma de inhumanidad o siega los sueños de fértiles prados.
Espacios existenciales donde nada te importa de nadie,
sino navegar en tu barca dorada rumbo hacia azules aguas.
Incluso el poema se sumerge en la constancia que reitera el final
de su juego oblicuo.
Alguien murmura nombres, como cuentas pétalos, como arranca hojas,
como acierta al señalar que detrás del último movimiento,
comienza otro, diferente, en la zozobra de un perseguir
las ilusiones aprendidas de lenguajes aprendidos.

6 Comentarios

:) Muy bello

Saludos

27/05/14 06:05

Gracias Libélula. Un placer.

27/05/14 06:05

Hola greko regrese despues que exploto mi compu te mando un abrazo :)

28/05/14 02:05

Embelesado... Asi me he sorprendido leyendo te. Habra algo a añsdir sl comentario?
Un abrazo.

Antonio

28/05/14 08:05

Un ir de venir de luces y sombras, en espacios amplios y minúsculos, en habitáculos imaginarios y reales abiertos a la imaginacion y a la mente del lector que juega sin darse cuenta con lo plasmado en el escrito.

Muy interesante.

Un saludo.

28/05/14 08:05

Siempre un placer saber que tu sensibilidad captura mi mensaje. Gracias.

28/05/14 08:05

Sigue leyendo a Neogrekosay2012 arrow_downward

Gracias.
1084 lecturas, 2 comentarios
OtoÑo Sentado En la Escalera
1369 lecturas, 6 comentarios
Poema de LuÍs Rosales (poeta Español)
1101 lecturas, 3 comentarios
Cerco de Mariposas
780 lecturas, 2 comentarios
Chat