TusTextos

Atraccion Del Terror

La chica se dispuso a comprar la entrada,dudando de si ese viaje le gustaría, el supervisor parecía muy amable, la dejó entrar gratis.
Quizás ahora entiende porque tanto empeño en que se montase.
Ahí sentada en esa atracción del terror, oscuridad por todas partes, aunque de vez en cuando podía verse alguna luz.
Respirando miedo, la cabeza de la chica dando vueltas en un círculo vicioso de pánico, cada vez dudaba más de estar allí.
Quizás todo lo que había allí la aterrorizaba, cada detalle, menos las pocas luces que la hacían sentirse segura, aún así parecía que nunca iba a acabar, pero, ¿acaso quería bajarse de allí?
Para bajarse solo tenía que mover las piernas, no lo hizo. Se sentía inmovilizada, drogada. Sentía como un cinturón de seguridad invisible la amarraba y ataba al asiento.
A veces el miedo puede atraer, pero en ese caso no era así.
Lo peor de todo fue ver como el supervisor se daba cuenta de su sensación desesperante, la cara de él llena de preocupación, pero también inmovilizado, no podía rescatarla ya que había más pasajeros. Quizás en ningun momento quiso hacerlo, ya que eso supondría que la pasajera bajase de allí y se fuera lejos para no volver a cruzarse con aquel lugar.
Posiblemente ese miedo nunca lo experimentó antes, posiblemente le sirviera para aprender, pero seguro que prefería no haber aprendido nunca.
La pasajera en momentos se sentía más lúcida, e intentaba escapar, pero el supervisor ponía trampas para que no escapase. Él la quería a su lado, a pesar de ver su cara pálida.
Después de emprender ese viaje, ya nadie supo más de ella, no se sabe si está viva o muerta, no se sabe si le dejó de dar miedo, no se sabe si el supervisor la liberó o si ella fue capaz de escapar, o quizás esté muerta en vida. Lo único que se sabe, es que aquello le marcó profundamente, tanto que le dejaron cicatrices.

Patt28 de mayo de 2016

Más de Patt