TusTextos

*la Humana Luna Abstracta*


Ya está amaneciendo, aunque paradójicamente, el sol no podíamos verlo ninguno de los allí presente, sin embargo…la luna brillaba, y brillaba con tanta fuerza que no podía mirarla sin apartar la vista por su luz resplandeciente.
Quizás, resplandecía más de lo habitual, quizás la luna no era luna, quizás eran destellos en forma de humanidad.
El cuerpo de la luna era cristalino como agua pura, lucía ojos profundamente delicados, centelleaba labios dignos de ser admirados, de ser besados, de ser mordidos. Miradas clavadas en sueños.
La luna se torna, y se va alejando entre multitud de estrellas, algunas de esas estrellas forman constelaciones, y otras, simplemente ya no están ahí.
Sea como fuere, la brillantez de la luna eclipsaba a todas las estrellas de su alrededor.
Mientras se pierde entre aquellas invisibles estrellas, me pierdo yo.
Sólo un segundo, un segundo fué. En un segundo recobré memoria, voltee mi cuerpo a comprobar si aún podía verla, y ahí estaba, la luna también viró, en ese preciso instante, en ese preciso segundo, se cautivó mis ojos de la luz de la luna, y la luna se cautivó de su propio reflejo en mis ojos, como si fuera fortuna.
Patt07 de mayo de 2016

1 Recomendaciones

1 Comentarios

Más de Patt