TusTextos

El Poder de la Codeterminación.

- ¿Cómo es que te llamas?
- Ernesto- dijo conmovido. Nunca pensó que ella le hablaría-.
- ¡Qué linda sonrisa tienes!
- (...) mi padre era marinero, pero de mí nada que esperar.
- Una sonrisa de tales me está alegrando la espera del tranvía...
- ¿De verdad?
- Sí que sí...
- No espero tanto de mí.
- Y yo que pensé que eras ególatra.
- ¿Yo? nada de eso, no me quiero ni me quieren mucho.
- ¿Ah sí?
- Sólo mi madre está al tanto de mí.
- De tí espero mucho, te lo repito.
- Sólo sé entregar una palabra a cada persona.
-¿Cómo?- dijo ella muy intrigada-.
- La palabra que te quiero obsequiar no me sale.
- Pero si me has dicho muchas ¿Cómo no vas a poder darme una más?
- ¡Es cierto!
- Muchas gracias, comienzo a pensar en mi proyecto de encariñarme conmigo mismo.
- hahaha...
- No es parodioso, es cierto, acabo de sentirme distinto...hahaha
-hahahahahahaha...
-hahahahahahaha...
- Ahora no sólo muestras tus dientes, también ríes.
- Agradezco estos veinte segundos.
- Adios, a casa de mi madre voy, es domingo y quedamos de tomar el té juntas... Adios.
- Ad...- él quedó perplejo-.


SAN TUNGA.
Santunga12 de enero de 2008

2 Comentarios

  • Monicaerotica

    SAN TUNGA
    La comunicación monosilábica es mas frecuente de lo que se cree. jajajaj.
    Gracias por llegar a mi blog. Voy a poner los blog de todos los amigos, asi nos leemos todos.
    Besos!

    12/01/08 09:01

  • Abunayelma

    la sencillez de las escasas palabras, casi monosílabos, suelen permitir, a veces, comunicaciones que son perdurables.

    me gustó.

    abunayelma

    12/01/08 06:01

Más de Santunga