TusTextos

Feliz Día Del Padre

Día del padre, un bonito momento para darte las gracias, por fin, de corazón.
Tanto tiempo renegando de ti y hoy sé que por fin puedo estar orgullosa de ti.

Han sido tantos días en los que antepusiste tu trabajo y tus hobbies a tu familia, que duele pensar los pocos recuerdos que tengo contigo. Te perdiste muchos momentos y quizá a ti no te importe, pero a mí sí, te echaba de menos.
Al final todo eso tenía que estallar por algún lado y perdiste a tu familia.
Cuando un matrimonio con hijos se separa, todo es más complicado, o quizás no, simplemente lo complicais todo vosotros.
En mi caso, nunca me opuse a vuestra separación, creo que era un bien para todos, pero sinceramente, no creí nunca en todo lo que traería esa ruptura.

¿Te olvidaste de que tenías una hija? Porque pocas noticias tenía tuyas... Mensajes de vez en cuando y quedadas de pocas horas para comer, algo que no te quitase mucho tiempo.

Reiciste tu vida con otra persona y sinceramente, me alegro, pero creo que nunca debiste descuidarme.
Ella también tenia hijos y la verdad es que dolía ver como te esforzabas en ganarte la confianza de ellos mientras yo seguía a la espera de una llamada tuya, una simple llamada...

Viajar, cenas, vacaciones... La vida que tú siempre habías querido ella te la estaba dando. De corazón te digo que me alegro, sé que eso te hace feliz y de vez en cuando veía fotos de tus viajes por redes sociales y ver tu más sincera sonrisa al lado de la persona que quieres, realmente me hacía feliz a mí.

Pero me perdiste, no se puede estar mendigando el cariño a un padre así que desistí, al fin y al cabo nunca estuviste, tampoco perdía nada.
Me acostumbré a vivir sin ti, a verte cada 6 o 7 meses un par de horas, cuando te acordabas de mí y me llamabas.

Pero de pronto todo cambió y he de reconocer que estuve un poco reacia a retomar la relación contigo, pero entiendeme, estaba dolida. Me habías cambiado por otra familia.

Note un cambio brusco en tu actitud y es entonces cuando me di cuenta que a pesar de todo, una segunda oportunidad no se le puede negar a nadie.
Creo que nunca tomé una mejor decisión, ahora te veo casi a diario, tienes una mujer maravillosa que se preocupa por mí y ambos me ayudáis en cualquier cosa que necesite.

Gracias por demostrarme que las personas pueden cambiar, tú te equivocaste, pero sé perdonar a las personas que me demuestran que han cambiado y tú lo has hecho.

Gracias papá, porque aunque hayamos perdido muchos años, los que vienen ahora van a hacer que nos olvidemos de lo pasado.

Feliz día del padre
Tiedra19 de marzo de 2016

Más de Tiedra