TusTextos.com

Al Fuego

Coge todos esos recuerdos y arrójalos al fuego, haz que el pasado prenda y deje lugar a un horizonte nuevo, ¿o es que acaso quieres retenerlos? Para qué, para mantener presente errores que volverás a cometer quieras o no como buen animal de costumbres que eres. Límpiate las rodillas y vuelve a ponerte de pie, gira el cuello y deja de mirar hacia atrás, pues todo lo que tengas que encontrar tendrá que venirte de frente. Y si estás cansado siempre habrá zapatos nuevos para ti y una almohada con mil sueños por esculpir. Abre esa botella y golpea esa conciencia persistente. Doblegar un corazón no es algo sencillo, pues siempre querrá ir en contra de la razón. Los latidos tienden a ser rebeldes, a vibrar a través de toda tu piel y pueden hacer que ardas y hasta que pierdas la noción de ti mismo; el único problema es que los necesitas para seguir caminando, para respirar e inhalar esos humos prohibidos, para escupir sobre las aceras que nunca quisiste pisar. Y un día querrán volver a sugestionarte, a venderte una felicidad que es tan real como un fino cristal, igual de frágil, igual de imperceptible visto de cerca. Mañana podrás abrir los recipientes en los que encerraste tormentas y verás que sólo queda polvo. Podrás mirar atrás para recordarle a tus neuronas a cuántas cervezas queda el olvido de tu posición actual. Y sí, será reconfortante recordar, justo cuando no suponga un lastre, sino una simple postal de un viaje que tú mismo trazaste. Pero aún queda para eso, para llegar al día en el que tu sístole y tu diástole se coordinen y formen una sinfonía nueva, en armonía con tu mente, en paz con tu tiempo presente. Con un pentagrama vacío, totalmente preparado para improvisar.
15 de octubre de 2016

Más de Adrielegance