TusTextos.com

Una Llanta Soñadora.

Había una vez una llanta nueva y su sueño era rodar por el mundo, entonces, la hicieron rodar y se poncho, entonces la parcharon y la arremendaron y ella seguía feliz, porque su sueño era rodar, entonces rodó y volvió a poncharse y la mandaron con las otras llantas ponchadas y la volvieron arremendar y otras personas la escogieron y ella pensó que rodaría feliz, así que rodó y se poncho, entonces la parcharon de nuevo y rodó de nuevo y se poncho cinco veces más y la mandaron otra vez al lugar de las llantas ponchadas, y ella ya no era feliz y ella ya no quería seguir rodando, pero la hicieron rodar y se poncho diez veces, y la parcharon 10 veces y sólo rodó 2 veces cuando se poncho veinte más, entonces ella ya no era una llanta, ella era un parche en forma de llanta, pero aún así rodó por última vez y exploto como toda su estúpida vida le hizo creer que era una llanta y que podría rodar por el mundo, pero el mundo la poncho y su vida exploto con toda la mierda de sueños que no se hacen realidad para todos, porque la vid necesita gente que cumpla sus sueños, gente a la que deberían cumplirseles sus sueños y gente a la que aplastar su único y jodido sueño por un estúpido y mediocre centavo.

(Si leyeron esto es probable que estén leyendo algo que escribí un día llegando a mi casa de la escuela, cuando esos días de frustración te agobian o ese llanto es demasiado incontenible y estalla. Así estallaron mis palabras en un viejo cuaderno que tengo desde los 16 años. El texto fue escrito a los 17. Le explico esto con la finalidad que entienda el porqué de la sucesión de muchas palabras y otras cosas más, y que realmente no pareciese que esto fue escrito cuando estaba manejado por la tristeza y la irá que sentía en aquel entonces)
Agramont1311 de mayo de 2015
Archivado en:
cuento tristeza sueno

Más de Agramont13