Un Mero Trámite

Publicado por Andreanadal el 29 de junio de 2017.
Un trámite es un paso previo que hay que dar para solucionar, en última instancia, un asunto concreto. La vida es trámite y asunto. Tiene ansia de acapararlo todo la muy puti, y lo logra casi siempre. Si no proyectas tu camino por la vereda que dios sabe quién te la dibuja al nacer eres hombre muerto. No tan muerto, a decir verdad. Hay disparidad y están aquellos que simplemente caen en el vaivén placentero de las redes de la suerte y lo gozan. Éstos saben asomar sus cuellos curiosos, como el niño inconsciente que quiere ver si hay un mundo distinto detrás del enchufe y siempre lo encuentra en off. Y luego están los medio orgasmos, que sí pero que no, y, si no desvariamos, la norma general es seguir el guión padre preestablecido, y te lo comes aunque el ácido no sea tu sabor favorito. Se sabe que sin masa madre las células por separado son como los tres mosqueteros sin el del centro, y no van a varar en ningún buen puerto, sino que una marejada de olas las deshará contra un faro viejo y apagado dejando al desnudo los genes que podían haber sido y no son. Total, que discurrimos como el be water, my friend , por dónde las oquedades de las paredes nos dejan, si nos dejan como decía una tal Tamara, quedándonos en los huesos de un Bruce Lee que se esconde bajo soportales con goteras. Al final no nos queda otra que estacionarnos, ni siquiera aparcar, en un logro que nos haga activar en nuestro interior una pequeña luz de esperanza que nos convenza de que vivir, que es la finalidad de la vida, merece la pena. Lo que quiero ser no es nada en concreto, sino el escalar de cada peldaño de la pirámide de Maslow, que me haga estar cada vez más cerca de la cima y a la vez del abismo, sintiendo la utopía. Similar a aquél que le toca hospedarse en algo tan inhóspito como es una cama en mitad de un edificio repleto de vorágine con ansia de existir mejor que el de al lado, y divagar entre la vida y la muerte, y por más que alarga el brazo no consigue embeberse de la luz tan atractiva y que con tanta potencia le atrapa y le ciega para después caer. Gritarle "Don´t let me down" a lo Lennon y McCartney es como tirar una moneda a la Fontana; o sale cara o te dispara. Al final acabas con dinero de menos pero con la satisfacción de saber que siempre nos quedará Italia, aunque nos esfumemos. Y en el humo de la incertidumbre redundará un hasta siempre inolvidable.


2 Comentarios

  • Lotosblume

    Lo mejor de la vida es que morirás y lo mejor de la muerte es que es signo de haber vivido, pero lo único por lo que vale la pena vivir y morir en el intento es el simple hecho de ser feliz a tu manera.
    Un saludo
    Lotosblume

    03/07/17 01:07

  • Andreanadal

    Gracias LotosBlume.
    Totalmente de acuerdo.
    Un saludo!!!

    03/07/17 03:07

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Andreanadal