TusTextos

Nada

Quien fuese que lea esto, tienes que saber:
Pierde la fe en este mundo y en la vida... Mientras antes lo hagas, menos dolerá la realidad. Una realidad gris y egoísta en la que la vida no es más que un insignificante juego de niños por conveniencia.
¿Dónde se habrá ido el arte, la alegría y la poesia?
¿Dónde habrá huido la ilusión y la esperanza?
A la basura. Igual que el resto de promesas rotas y mentiras de aquellos que juraron cambiar la realidad y mintieron. Solo importa lo suyo, esa es la naturaleza humana: El egoísmo, uno disfrazado de ambición, la mentira para llegar a la lujuria... El arcoiris no es más que una ilusión de cuando acabe la tormenta.
Pero la vida es la misma tormenta, y solo hay una forma de que se acabe este tormento constante.

Dios no existe. Dios está muerto y nosotros lo hemos matado, con nuestra doble moral y nuestra crueldad, la misma crueldad que ns lleva a cuidar de la gente, de darles luz y esperanza, solo para sentirnos bien y luego abandonarles y hacerles sufrir.
Dios está muerto, se ha suicidado y es nuestra culpa. Y seguimos despreocupados a pesar de estar sumidos en la misera. ¿És que a nadie le importa? ¿Ós habeis vueltos todos crueles e inhumanos? ¿En que momento hemos perdido la cabeza?
No nos importa una mierda el projimo, solo esperamos a que enloquezcan para juzgarles y encerrarles al perder la cabeza... ¿Cómo se espera que no se pierda la cordura en esta vida de mierda? En el unico mundo donde puedo encontrar la empatía en la locura y el dolor en el amor... Y la muerte con la vida.
Porque esta vida solo trae muerte.

¿Seré yo quien pierda la cabeza?
¿O es que Dios está agonizando conmigo?

Lentamente los días se hacen más grises, más frustrantes y turbios... Más tristes.
Y todos los días, al igual que la gente... Todos son iguales.
Llevo meses acostumbrandome al gris, a mis miedos besandome antes de dormir, a la miseria y al abandono, a amar siendo insignificante e ignorado... Vivir frustrado.
No me acuerdo ya como se sentía la luz... Aquella claridad... como lucía nuestra sonrisa... Como se oye la voz suave y lenta... Como se remarcaba ese cuerpo esculpido por seres celestiales, como se sentían sus delicados labios y el tacto de su piel... El calor en su mirada y recuerdos que se oscurecen con mis días al punto que hoy por hoy no me acuerdo ni de su nombre... Ni de quien hablo.
Supongo que un recuerdo que murió en esta realidad de mierda, ni esa persona se acuerda, ni le importa... Y yo lentamente desaparezco para no morirme contando esta triste historia, entre el resto de mi tragica vida.

Mi unico amor ahora es la soledad, quien ha cumplido su promesa de nunca dejarme... Ningún humano, ni mi amada, ha jurado y cumplido... Solo me abandonaron como a una caja de cigarrillos vacia. La soledad siempre ha estado aquí esperandome.

Nada tiene sentido alguno, porque el fin no es más que el egoísmo. No tengo voluntad para el individualismo, solo para relatar al paso de un tango lento mi descenso a la locura, cada noche, mientras la luna llora al verme beber.
¿Qué más puedo hacer? Solo conocerme a mi mismo antes de abandonarme a mi tambien...
Estoy harto de este mundo hostil, y de su gente mentirosa. De promesas de mierda y de este grís que me está asfixiando.
Y yo, al ser humano, soy igual de putrefacto que ustedes, pero no entiendo como podeis estar orgullosos de ser tan inhumanamente humanos, me da asco.

No veo esperanzas... Un cambio para este agonico mundo y decadente realidad, no veo luz.
No la veo ni en un Dios muerto, ni en un amor que me ha abandonado, ni en mi decadente cuerpo físico cuyo futuro cada vez se hace más imposible, pero ahora, que es de noche y la luna vuelve a llorar durante mis horas de beber, ahora que estoy en medio de la oscuridad con mis demonios, mis miedos y el potente alcohol bajando por mi garganta aliviando mi dolor hasta purificar mi corazón...
Ahora que estoy aqui... Puedo ver 13 angeles que rodean mi cama mientras miran como estoy... Acostado y medio muerto.
Lloro lentamente... Siento como me juzgan por lo que me he convertido...
Pero luego veo a Dios...
Veo a aquellas personas que no querían que me abandonasen...
Veo a mi amor...
Siento que sus labios me van a decir... "Te... a..."

Despierto al día siguiente, entre un olor a mierda, dolor de cabeza, alcohol en todos lados, con frío de estar desolado en una vida abandonada...
Entonces es cuando hecho a llorar de verdad y con ganas... Odiandome cada vez más, al darme cuenta que no fue una pesadilla, es mi vida hecha realidad.
Pero no puedo llorar mucho... He de vestirme y salir de casa para seguir con mi rutina en este mundo de mierda... Y fingir que estoy bien, que no siento lo que siento... Y que nada ha pasado.
Andresmb16 de octubre de 2020

1 Comentarios

  • Luis323

    Muchas veces uno mismo se a sentido así,que nada tiene sentido,que todo es mentira y desolación,pero cuando eso ocurre quizás sea necesario recatar a ese niño que fuimos,que no se preocupaba de nada que no fuera disfrutar del día con juegos y amigos sin preguntarse nada y nada cuestionar ¡solo vivir con las ilusiones de lo nuevo! y los llantos duran lo que dura el vuelo de una mariposa a nuestro alrededor.
    Se comienza a sanar cuando somos capaces de disfrutar de momentos simples de felicidad,en ratos de intima soledad en la que posiblemente escribir como nos sentimos nos ayuda tambien a despejar el alma de oscuridad.
    Este mundo nunca a sido ni será perfecto,como tampoco nosotros lo somos y quizás en esa aceptación y buscado la paz interior sea el comienzo de algo mejor para nosotros mismos.
    Un saludo

    16/10/20 08:10

Más de Andresmb