Telaraña

por ateo
la araña teje su tela
(en boca cerrada no entran moscas)
el silencio es murmullo del closet
entre el semental y su presa
y descendiendo en espiral
el pensamiento se hace historia
barro lodo y sangre
(empalados es la imagen sadico-política
de los mataderos en la literatura argentina
antes que la coca sarli dijera
que quiere usted de mí?)
la araña teje su tela,
teje una fina cubierta de hilos
para las tetillas de una loca hambrienta.
RECOMENDAR TEXTO AGREGAR A FAVORITOS SEGUIR AUTOR
Este texto fue publicado por Ateo 13 de octubre de 2012 y archivado bajo los tags poema .

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Ateo

  • Rendirme

    Rendirme es un lujo que no puedo darme ni aun borracho como una cuba a las tres de la mañana ni con una resaca de infierno un domingo al mediodía vomitando sobre el inodoro pedazos de algo que vaya a saber que fue. Rendirme es una melodía que suena y resuena en el oído como una canci...

    por ateo | 354 lecturas | 3 comentarios
  • Sopa Caliente

    Con hambre Sin pan duro Devorando el aire Y la indiferencia En lugar de sopa caliente.

    por ateo | 273 lecturas | 8 comentarios
  • Dialectica Poetica

    Dos veces nunca, el mismo río fluye igual. Dialéctica del agua. Un hombre violento, con mucha crueldad innecesaria, él es el jefe. La razón es el poder y el dinero. Una panza prominente y el corazón frío. Nadie lo discute. La verdad es VIP. Esclavos son los hombr...

    por ateo | 317 lecturas | 4 comentarios
  • Necesitamos Revoluciones

    Vemos crisis, vemos guerras ¿que esperamos para hacer revoluciones? No es una imposición moral. La moral no lleva más que a erigir opresiones. Es una cuestión de humanidad. De no caer infinitamente en la degradación, de no naturalizar la barbarie. No necesitamos de Dios cuando bebemos un vaso d...

    por ateo | 123 lecturas | 4 comentarios
  • Poema Nocturno

    Yo supe tener la luna llena en mi mesa. Enorme, brillante, con hermosos crateres misteriosos y un lado oscuro que me era fascinante. Jugaba con ella, le hacia el amor, me perdia en el halo de estrellas y los cometas que la surcaban en borracheras interminables por calles inundadas...

    por ateo | 312 lecturas | 9 comentarios