TusTextos.com

Separados



No me hables. Estoy afligida, anhelaría agonizar.
Los estíos sin ti son como obscuridad lóbrega.
He lacrado los regazos, que rodearte no saben,
rogar mi corazón, es suplicar mi sepulcro.
¡No me hables!

No me escribas. Asimilemos solamente a agonizar en nosotros.
Dios si existiera sabía lo que te amaba&, sólo a ti,
¡Cómo te amaba! No había nada antes ni nada después,
A partir tu recóndita distancia, escuchar que me amaste
es como escuchar la gloria sin poder alcanzarla.
¡No me hables!

No quiero escuchar tu voz. Te temo y temo mis evocaciones;
he escondido tu voz, que me llama a menudo.
No me des más agua, el agua es vida viva y yo no quiero beberla.
Una rasgo venerado es una efigie viva de ti, no quiero recordarte.
¡No me hables!

No me escribas dulces mensajes: no me quiero leerlos:
tu voz me distorsiona, mi corazón sangra, y en mi alma la sangre vierte;
no me mires ,su brillo atraviesa me atraviesa como una saeta con tu sonrisa;
recuerdo tus besos, en mi corazón, los estampaste, ahora me arden y queman,
¡No me hables!

He jurado olvidarte, sólo eres ave carroñera y yo no estoy muerta,
voy a vivir, es lo único bueno que dejas en mí,
las ganas de vivir.
Axiddonnoc-0676Publicado el 14 de mayo de 2019
Archivado en poema

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Luia

    Escribís con tanta,taaanta libertad que ¡me encanta!
    En mi opinión, recomendadísimo.

    Abrazos, Axi

    15/05/19 07:05

Más de Axiddonnoc-0676