¿a Dejar Flores O a Meditar?

Publicado por Bronik el 11 de mayo de 2011.
Hoy por primera vez -en 13 años- vengo sola al cementerio a dejar flores a mi madre, no hay mucha gente, probablemente porque es muy temprano –son las 6:30 AM-. pero ya se ven muchas tumbas adornadas, la grama esta verde y húmeda. Como siempre hay un silencio total, solo los pajaritos empiezan a cantar, a lo lejos se escuchan cohetes, veo a algunos corredores entrenando, alguno que otro empleado llenando los troncos de floreros. El viento está muy fresco, dan ganas de acostarse en la grama y quedarse ahí triado por horas.

Llevé dos arreglos que compre fuera del cementerio, nunca he sido de la idea de llevar flores a las tumbas, porque las personas que se nos adelantaron están en un mejor lugar, no están ahí donde sus cuerpos sin vida fueron depositados. Probablemente la gente piense que entre más adornada este una tumba más recordada es esa persona, pero no es así, las personas se llevan en el corazón, se aman en el corazón. Pero aquí estoy hoy.

No sé por qué vine, a lo mejor necesitaba sentir esta paz que solo acá se siente, sentir el viento fresco en mi rostro, escuchar la naturaleza, mojarme un poquito los pies entre la grama recién regada, este lugar inspira mucha tranquilidad y paz. O tal vez porque sentí extraño que mi papá no tuviera contemplado venir tan temprano e inconscientemente si deseaba venir.

Pero, la verdad creo que vine porque quería estar sola y lejos de pensamientos y sentimientos que me ahogan. Solo deje las flores ahí y luego vine a sentarme en una banca que está debajo de un árbol y ahí escribí esto, no me quede mucho tiempo sentada o parada viendo la grama, como suele hacer la mayor parte de gente.

Y es que es lo que ahora necesito es tener la mente fresca y clara para tomar decisiones, decisiones importantes, decisiones que involucran el resto de mi vida... y pues como dijo Wody Allen “me importa el futuro porque es ahí donde pasaré el resto de mi vida”.

Y es en eso, en el resto de mi vida, en lo que estoy pensando en este momento y desde hace varios días atrás y seguramente los próximos días. Venir acá creo que solo fue un pretexto para sentir la paz y la tranquilidad de este lugar de descanso –como me dijo alguien muy querido-.

Claro que el objetivo principal fue traer flores para que ese pedacito de tierra se viera “vivo”, porque el día de la madre es un día que no se puede faltar. Pero, más que eso, quería pensar, planificar como pasar una gran tormenta que veo que se avecina, claro que en media hora no logre hacer ese plan, eso me llevara varios días o varias semanas, al menos se que debo estar preparada para soportar de pie la tormenta.

Solo espero, como dice Cervantes Saavedra.... confiar en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Bronik