Cicatrices Invisibles

Publicado por Cafefrioenpapel el 26 de junio de 2017.
Retomo palabras que guardé hace tiempo en un cofre de cristal opaco. Estuve volando por calles que jamás terminan, sufrí demencias, ataques de mi ego y mi depresión ganando por knock-out ¿Cómo sigo? ¿cómo hago para levantarme con las mismas ganas que el primer día? Ya no existen días hábiles de receso, todos los días son Lunes a las seis de la madrugada.

Me llena poco escribir sin ser leído, aunque me vacía por completo arrancarme frases de la piel. Un corazón roto termina siendo la mejor cuartada para exponer a la hora que preguntan ¿Por qué has cambiado? Será porque ya no me lamo las heridas y nunca cicatrizan, porque el rechazo termina siendo pequeñas espinas de rosa que no te las puedes sacar, porque te pisaron tantas veces que tu autoestima prefiere vivir en el suelo ¿Y qué es el consuelo? ¿una palmada al hombro diciendo: Esto también pasará? o No eres el único que está pasando por lo mismo. Perdí al famoso consuelo en algún asiento del tren hace años, ya no me interesa recibir lástima en forma de migajas si la vida me supone una rutina haciendo repeat para escuchar mis problemas, terminando haciendo arreglos con papel maché usando el periódico del mes pasado, no es sencillo mirarme a un espejo de cuerpo y no verme, mi sombra tiene más color en este momento.

Muchos pueden decirme que no me puedo quejar, nadie ve mi transparencia y el cigarrillo con el café que terminan siendo los enemigos más amigables que pude tener. Veo cosas que nadie quiere ver, siento como sienten la pena al mirarme y golpea más que despedida no esperada. Termino viendo como ojos me esquivan para no saludarme, como las mentiras me construyen una realidad alterna.

Estás exagerando, siempre escucho eso. Conocí lo que es estar bien, se lo que es tener amor, un abrazo, un beso, un gesto de un ajeno con un Te quiero amarrado a su falda. Pero hace años no conozco ese calor, ese olor placido de tranquilidad que te dan unos brazos que se te entrelazan por el cuello, unas manos que te acarician la cara, una sonrisa que dispara una bala y te limpian los ojos empañados.

Todo llega, ¿Y si no? Me estoy cansando de esperarlo, quise buscar unos ojos que me miren sin prejuicio y encontré burlas en la frente, verdades como burbujas de jabón y sentimientos que murieron antes dejarlos nacer.

Es una noche más donde termino con el insomnio golpeándome la cara, donde me acuesto y veo tus fotos preguntando ¿Qué tengo que hacer para tener una sola oportunidad?

El amor a primera vista, el de tren, de calle, de aula, el de trabajo, el de la distancia, el de un rato, el de toda la vida, el que dejó huella, el que dejó cicatrices, tantos amores y yo esperando una sola chance para curar mis cicatrices invisibles.

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Leah

    Es increíble, me ha cautivado tu forma de expresarte, es magnífica; sobre todo, sincera y correcta pues es demasiado cierta.

    26/06/17 06:06

  • Hafsa

    Es realmente precioso. Me encanta tu forma de jugar con las palabras y darles sitio hasta donde no caben. Entrelazas el texto de una forma muy profesional y delicada. Me encantan las desripciones tan precisas pero al mismo tiempo simples. Amo tu forma de escrivir!

    29/06/17 10:06

  • Andreanadal

    Me gusta!

    30/06/17 01:06

  • Aladif

    Cuando hay gran sentimiento...que salgan las frases es cuestión de poco tiempo.

    12/07/17 11:07

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Cafefrioenpapel