Por Vosotros

Publicado por Chicodepueblo el 20 de abril de 2017.
Hoy vengo a hablar de una proeza, damas y caballeros. Así es, voy a contarles una historia. Una historia sobre los héroes desconocidos. Sobre los soldados del día a día. Hoy vengo a brindar por todos ellos y por todos vosotros, pues formáis parte del grupo sin saberlo.

Sabido es de sobra que en todos nosotros habita, aunque sea solo en parte, el mal. Escondido, agazapado en los resquicios del alma, acechando, esperando la oportunidad para apoderarse de nuestra mente, para aplastar nuestra moral. Para hacer de la luz sombra y de la creación vacío. Para destruirnos. Pero hay algo en nosotros, algo que lo reprime, algo nos protege. Nuestra fuerza de voluntad.

Voluntad de hierro, es lo necesario para sobreponerse a ese mal. Pero no es fácil. Por eso vengo aquí, a dar rostro y voz a todos aquellos que han salido victoriosos de esa batalla. A aquellos capaces de romper las cadenas que intentan retenerlos, aquellos que valoraran su futuro ante un fugaz deseo en el presente. A todos los que se atreven a abandonar el cálido y perecedero cobijo del placer para enfrentar al dolor y la agonía. ¡A aquellos que destruyen esas falsas limitaciones! ¡A todos los que, día a día, se sacrifican, no por ellos, sino por la esperanza que otros depositan en su persona! ¡A los que sudan sangre y aprietan los dientes, aguantando el peor infierno en la Tierra que un mortal pueda sufrir! Todo para ser la base, los hombros, sobre los que se apoya esta sociedad miserable. Esta sociedad que nos despojado de nuestras fuerzas y favorecen a nuestros demonios.

Por todos los que logran esa hazaña, alcanzando gloria en sus corazones y paz en su alma. Por todos los que derrotan al pecado en su más monstruosa forma: la pereza.

Por todos aquellos que se levantan los lunes a las seis de la mañana.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Chicodepueblo