¿y por Qué No?

Publicado por Debenetash el 14 de enero de 2011.

Simplemente reí. Me miré al espejo asimilando que ya no sabía hacerlo, y no saber reír con esta edad me hizo gracia, y simplemente reí.

Hacía meses que no me peinaba, cuando el se fue, se llevó el oscuro color de mis cabellos, en realidad se llevó el color de casi todas las cosas, pero en esta ocasión me centré en el cabello.
Empecé a pasar el cepillo una y otra vez, desenredé los nudos más profundos de mi plateada melena. Eso es lo que pasa, el miedo a los tirones que da la vida, nos hace desistir, y si nos vamos dejando, los enredos son cada vez peores, más enrevesados, más difíciles de desenredar, y luego tiran hasta hacernos saltar las lágrimas.
Cerraba los ojos con cada tirón frente al espejo, y verme sufrir al final me hizo gracia, y llorar por un tirón de pelo, se me hizo gloria bendita comparado a la tristeza de llorar por no saber existir sin ti. Ahora existía, mis pelos me hacían llorar y tú no, y eso me hizo reír.
No te olvidé, porque cuando debía no lo conseguí, y ahora que ya no necesito olvidarte, resulta que te quiero, pero sin que hacerlo me haga daño. Supongo que es porque ya no te quiero mío, será que he sabido quererte como quiero la luz del día sin que esta me pertenezca. Te quiero, porque ahora se quererte, pero no a cambio de que me quieras un día. Lo hago por inercia y sin esperar nada.
Hoy es un día de lo más simple, porque después de tanto laberinto, he descubierto la simpleza de los grandes enigmas:

Envejecer no es acabar (Es continuar…).

Quererte no es dejar de ser (…es continuar…).

Sonreír no es una recompensa (…es continuar).

Las cosas no son difíciles, solo nos inventamos que lo son porque no aceptamos que algo tan fácil sea cierto, ni siquiera probable. Y no voy a decir ese disparate de que ojala lo hubiera descubierto mucho antes, porque aunque me quedaran dos días de vida, sería tiempo mas que suficiente para tener la certeza de que ya he ganado.

Me teñí el pelo de rojo, saque el pollo del refrigerador, caminé descalza bajo la lluvia, te quise tanto como quise a otros antes que a ti, decidí ser fumadora a mediodía, y dejarlo a medianoche, decidí ser feliz un día, y ya nunca dejar de serlo.

Supongo que me hizo gracia haber tardado tanto tiempo en sonreír (porque si, para mí, donde fuera, cuando fuera, de lo que sea, como sea) y ya nunca encontré motivos para no seguir haciéndolo.

8 Comentarios

  • Norah

    Las cosas no son difíciles, solo nos inventamos que lo son porque no aceptamos que algo tan fácil sea cierto, ni siquiera probable. ..excelente como siempre.Cariños.

    15/01/11 02:01

  • Debenetash

    Muxas gracias Norah.

    15/01/11 04:01

  • Storm

    "Ahora existía, mis pelos me hacían llorar y tú no, y eso me hizo reír."
    Me ha gustado mucho. Saludos.

    15/01/11 06:01

  • Emme

    A veces tienes una idea tan clara de las cosas... me gustas

    20/01/11 04:01

  • Debenetash

    Gracias storm, Me alegra q sea asi

    21/01/11 12:01

  • Debenetash

    Gracias Emme, por esto, y por la sorpresita del Facebook, un besazo.

    21/01/11 12:01

  • Mary

    Que realizada se debe de sertir una persona al encontrar el sentido de
    su vida. Filosofia pura, y siempre dejando reflexiones y pensamientos
    mas alla. Me encanta volver a leerte.

    Un bessazo dios fuego!!

    21/01/11 08:01

  • Debenetash

    Un besazo Mary

    23/01/11 12:01

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Debenetash