TusTextos.com

El Alux

El calor sofocante se cernía sobre la llanura árida y cuarteada. El fulgor del sol cegaba a cualquier animal que osara asomar su hocico, y la exhalación producida por la calorina complicaba la inspiración. Todo parecía yermo, exánime sobre la superficie del futuro maizal.

Sólo el frescor de la noche atenuaba el sufrimiento de las pequeñas semillas que pacientes esperaban la llegada de las tardías lluvias, mientras luchaban contra la mala hierba que usurpaban el terreno. Sin embargo, la magia de la naturaleza, hace germinar la primera simiente de maíz. Un pequeño brote tierno y frágil pero con la energía suficiente como para despertar y dar vida al Alux. Un niño de piel gris y enormes orejas, sin infancia, desamparado y solitario que despierta sin soñar. Un niño envejecido, sin hogar, sin familia, sin recuerdos. Un ser pequeño, un duende que revive junto a su hermano mijo, para portar fortuna a los campos.

“Envidio a los campesinos que trabajan estas tierras. Hombres que nacieron y crecieron, que crearon una familia y que perpetuarán sus vidas a través de su descendencia.

Todos son iguales, desagradecidos que devastan lo que sólo ellos pueden salvar. Hombres que han sido bendecidos con la mayor arma del mundo, la inteligencia, y que la usan para destruirse los unos a los otros.
Nacen como niños, llenos de dulzura, inocencia, bondad y sueños. Tan análogo a mí y tan opuesto a la vez. Luego crecen, y junto con la altura y el pelo también se desarrolla la maldad, la vanidad, la mentira y la ambición.

El ser humano, creación perfecta con la fuerza de un león y la delicadeza de una mariposa, lleno de vida y de posibilidades futuras, que desperdicia centrado en su soberbia idea de adueñarse de aquello que no le pertenece, exterminando al resto de los seres vivos por su propio beneficio.
Y aún así tan hermoso. Capaz de inspirarse con un suspiro o un pétalo. Tienes la capacidad de crear belleza a tu alrededor, compones, pintas, esculpes, construyes y escribes. Y en vez de deleitar tus cincos sentidos con ese arte, lo conviertes en moneda de cambio pues tu codicia no tiene parangón.

¿Y qué hay de mí? Un eterno infante sin pasado ni futuro. Nací junto al esqueje y junto a él feneceré. Sólo unos meses separan mi vida de mi deceso y durante ese tiempo, cuido los campos, ayudo a que crezca el maíz, llamo a la lluvia y vigilo en las frías y húmedas noches, silbando para espantar a los animales de rapiña o para delatar a los ladrones. Soy un duende, pequeño de cuerpo pero grande de corazón… ¿Acaso no merezco por ello algo a cambio? ¿Por qué tú, humano, plagado de defectos y carencias, tienes el don de una vida plena, llena de sueños y esperanzas? ¿Es que no trabajo como tú? ¿No cuido el maizal? ¿Por qué no tengo derecho, yo también, a conocer el amor, a perpetuar mi especie y a ser feliz?

Y vienes hasta aquí, arrancando con tu hoz, la vida de mis hermanos y con ellos la mía. Y pereceré. Pero algún día volverás a sembrar y cuando la primera semilla germine, regresaré; sin recuerdos, sin pasado, pero con la determinación de cobrar lo que me pertenece, de hacer un intercambio. Tu vida por la mía.”

Segado el maizal, el Alux regresó con Centeotl, el Dios del maíz. Y las tierras, poco antes, engalanadas por tonos esmeraldas y dorados, permutaron su belleza, por matices castaños y terracotas. De nuevo la llanura árida y baldía permanecerá a la espera de aquellos días pluviosos que darán vida de nuevo al terreno. Pero ni la incandescencia del astro rey golpeando duramente contra la llanura, ni la calima que robaba la poca humedad que permanecía en el terreno, podrían llevarse el deseo de un pequeño duende que codiciaba ser humano.
Delma2802 de marzo de 2014
Archivado en:
relato cuento reflexion

9 Comentarios

  • Evamaria

    Me gusto y mucho, excelente relato, buena integracion de la fantasia con una triste realidad....felicitaciones.

    02/03/14 03:03

  • Polaris

    Me uno a Eva, escribe muy bien.


    Pol.

    02/03/14 04:03

  • Delma28

    Gracias Eva y Pol, me alegra saber que os ha gustado. Muchísimas gracias a los dos por vuestras palabras, me animan para seguir escribiendo.
    Besos.

    Delma.

    02/03/14 07:03

  • Mateo

    Delma....Hola ...la magia y la esencia de la vida residen aquí en tus palabras...y aquí en tu relato haces detener el tiempo mientras se lee...para pararte a pensar que estoy haciendo mal...que tengo que cambiar y a la misma vez estar orgulloso de todo aquello que me llena de humanidad y me hace decidirme a sentirme feliz por valorar mi vida y todo lo que le rodea...un día también fui...o fuimos como el protagonista de tus letras....y la vida nos puso en otro lugar...otra época...otra situación....y quizas no supimos valorar entonces todo lo que se nos daba ....sin esfuerzo apenas...por eso cuando leo tu texto y veo lo diferente y dura que podía haber sido mi vida...y lo que podía haber llegado a hacer....sólo por maiz...que para ellos es oro ..y para nosotros fue nada....todas las cosas del mundo están ahí y giran con el....a veces unas las sentimos y percibimos....otras las dejamos pasar por miedo a involucrarnos y sufrir...y así seguir con nuestra tranutilidad....por esome ha gustado tanto tu relato.. porque me ha invitado a pensar...a valorar..y a cambiar....quizás un poco más....y un poco más hamucho mejor....gracias Delma...ese es el tesoro que hay detrás de un relato...una invitación a algo en cada vida....me ha gustado mucho...y siempre aquí leyendote con gusto estoy....un abrazo....y cuidate siempre....

    03/03/14 10:03

  • Delma28

    Estimado Mateo, siempre que te leo consigues sacarme una sonrisa. Me satisface infinitamente saber que mis escritos te gustan, pues soy una eterna aprendiz que busca conseguir, hacer sentir en mis lectores los mismos sentimientos que intento plasmar con las letras. Y cuando te leo y me explicas tu manera de ver mi escrito, como lo sientes, como lo vives y como te hace pensar... me llena de felicidad.
    Muchísimas gracias por tus palabras.
    Se feliz siempre.
    Delma.

    03/03/14 01:03

  • Asun

    Delma te comento por aquí, aunque sea para decirte lo mismo:
    es un gusto leerte.
    Besos grandes.

    03/03/14 07:03

  • Delma28

    Gracias mi niña. Si disfrutas la mitad de lo que yo lo hago con tus escritos... me doy por satisfecha.
    Muchos besos

    03/03/14 09:03

  • Silenciodeluna

    Hoy contigo he aprendido dos palabras: centeotl y alux.

    Me encanta tu forma de transmitir!

    Besos amarillos

    11/04/14 12:04

  • Delma28

    Me alegra saber que mi escrito te ha enseñado esas dos palabras. Si te soy sincera, yo tampoco las conocía hasta que investigué para hacer este texto. Me apetecía hacer algo sobre un ser mitológico pero que no fuese los típicos de siempre y me topé con la mitología Maya y con este ser tan curioso.
    Gracias por tus palabras Silenciodeluna.
    Mil besos (Pero los míos azules jaja)

    11/04/14 12:04

Más de Delma28