Yo Decido Lo que Me Provoca y Lo que Me Daña.

El mundo habla más del que no debería, del que no tiene nada para decir, del que tiene un lenguaje hiriente, irrespetuoso, soez, del provocador; por aquello de que la inteligencia tiene límites, pero la estupidez no.

Para refutar mi tesis un ejemplo. El mundo acaba de presenciar el bochornoso espectáculo en una tribuna vip, del hombre más famoso del ambiente futbolístico. Ya no juega, pero su nombre esta patentado. Sus excesos son de todo tipo, tiene licencia para decir lo que quiera, para fumar ante la FIFA, o insultar a quien quiera, sin que nadie le sancione jamás. Ni que hablar de su país de origen, donde dicen que es un Dios.

Esta persona, que solo le pegaba a una pelota, hoy incluso apoya regímenes totalitarios, en los cuales él jamás viviría, habla de todo lo que le dé la gana, y a los segundos es noticia en todo el globo.

Fue el peor ejemplo deportivo de la historia para sus soñadores, todavía está reconociendo hijos que en su juventud olvidó, y es un referente donde jamás debería serlo.

Dentro de un campo de juego, seguramente el mejor; pero fuera de los campos de fútbol, es también seguro, el peor ejemplo que jamás haya existido. Nadie que tenga poder se va a animar a discutir, y el mundo parece perdonarle absolutamente todo.

Este es el mayor ejemplo de la decadencia en valores a nivel global, hay muchísimos más ejemplos, incluso en estos sitios, donde muchos pretendemos escapar la mediocridad, aunque sea solo por un instante.

De todas maneras, soy de los que piensa, que cada uno de nosotros siempre tendrá la oportunidad de decidir; qué es lo que nos provoca, y que es lo que nos puede dañar.
Podemos racionalizar los ofensivos, y los que quieren hacer daño, pero somos nosotros los que decidimos siempre que hacer. Con lo que leemos. Con lo que miramos. Con los que nos quieren hacer daño.

Cada vez estamos más expuestos a lo malo, y a sus provocaciones.

"No existe poder en el mundo, que pueda más que el hombre sobre sí mismo" ...si algo me repugna, mi cuerpo podrá vomitar; pero yo decido siempre, quien provocara mi espíritu.

27 / junio / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

7 Comentarios

  • Clopezn

    No puedo estar más de acuerdo. Puntada fina. Un saludo cordial.

    27/06/18 06:06

  • Diegozami

    Siempre es un placer tus comentarios Clopezn.

    Un saludo siempre cordial.

    27/06/18 07:06

  • Remi

    Al principio no sabía a quien te referías, solo al principio.
    Un "personaje" vergonzoso y que sea noticia...
    Sabias reflexiones Diego, un abrazo.

    27/06/18 07:06

  • Paulitinamente

    Qué gran texto !!!
    Qué verdad tan sencilla y grande has compartido !!!
    En el caso que apuntas , el océano ( Mar ) está contaminado y la señora ( Dona ) es soez .

    27/06/18 08:06

  • Diegozami

    Remi, sí tal cuál, gracias por compartir tu opinión, estas noticias me obligan a reflexionar.

    Un saludo siempre.

    Pauli. creo que evidentemente es la indignación de muchos. Estos comportamientos son intolerables en cualquier persona, aquí solo por fama, se hacen tolerables.

    Tu comentario final es muy pintoresco y original.

    Un saludo cordial.

    27/06/18 11:06

  • Menisto

    Me recordaste la mano de dios del mundial en México, aunque igual su estupendo gol. Pero fuera de las canchas solo es un payaso como muchos que hacen de la estupidez su arte, para mí solo son comediantes que tomar enserio sería también una estupidez de nuestra parte. A fin de cuentas tienes razón cada uno decide que lo provoca y que le daña.

    28/06/18 06:06

  • Diegozami

    Siempre un gusto contar con tu comentario Menisto.

    Un saludo para ti.

    29/06/18 02:06

Mas de Diegozami