De Periodista a "periodista" (entrevista)

Publicado por Diesel el 20 de agosto de 2015.
Me encuentro en la súper lujosa Sede del Partido Comunista de México, en la capital de México Distrito Federal, donde me ha citado Merino, uno de los más famosos comunicadores sociales (no me atrevo a llamarle periodista porque quizás no lo sea) de dicho Partido.

Merino.- ¿Te apetece un gran vaso lleno de vodka ruso, Diesel?

Diesel.- Prefiero, si no tienes ningún inconveniente, que sea una simple y sencilla botella de cocacola norteamericana.

Merino frunce el ceño (lo cual le hace parecer todavía más feo de lo que es) pero se levanta, se dirige al frigorífico, lo abre y observo, con gran estupefacción, que está lleno a rebosar de botellas de Coca Cola norteamericana.

Merino (trayendo una botella de Coca Cola y un vaso).- Por ser tú es necesario que sepas que esto es una excepción.

Diesel.- Pues teniendo en cuenta que es una excepción, te lo agradezco, machote. Pero... ¿puedo preguntarte algo interesante para empezar a entrar en harina?

Merino.- Supongo que no tengo más remedio que contestar...

Diesel.- Puedes cerrar la boca para siempre y nos vamos con el cuento a otra parte...

Merino.- ¡No! ¡No! ¡Nada de ser descortés con las visitas! Es una máxima de los comunistas del mundo entero.

Diesel.- ¿Puedes explicarme por qué, siendo comunistas, tenéis en vuestro lujoso frigorífico tantas botellas de Coca Cola norteamericana o he visto visiones?

Merino.- Esto... no sé cómo explicarlo...

Diesel.- ¿Prefieres que cambiemos de tema ya que te has puesto tan nervioso?

Merino.- Acepto que me has dado la primera en la frente...

Diesel.- Y yo que te veo la frente ya muy bien adornada...

Merino.- Cosas de la vida.

Diesel.- ¿Cosas tal vez de las calientes bolcheviques?

Merino.- Eso es.

Diesel.- ¿Puedes hacerme una sinopsis de "Las calientes bolcheviques"?

Merino.- Me falla la memoria.

Diesel.- ¿Has dicho me falla la memoria queriendo decir me folla la memoria?

Merino.- Eso... eso...

Diesel.- Ya. O sea que yo tiro, tú tiras y él o ella tiran... mientras el pueblo pasa hambre y ya sabes a lo que me refiero...

Merino (avergonzado).- Me acabas de meter el segundo gol de la tarde. Sí. Elegimos a las mejores y las demás se las dejamos a las gentes del pueblo.

Diesel.- ¿Y cuántas veces te has casado?

Merino.- Oficialmente dos o tres o cuatro, puesto que me sigue follando la memoria...

Diesel.- ¿Y extraoficialmente?

Merino.- No se lo cuentes a nadie...

Como veis, mi pregunta ha sido muy improvisada, casi sin avisar; pero por supuesto que tengo muchas más cosas en reserva, así que poco a poco...

Diesel.- Oye, machote Merino. ¡Qué precioso palacete tenéis los del Partido Comunista Mexicano en esta hermosa ciudad mientras los proletarios viven en chabolas! ¿Verdadero o falso?

Merino pica de lleno el anzuelo...

Merino.- Sí. La clase es la clase y para ser dirigente comunista hay que tener mucha clase, mucho estilo...

Diesel.- ¿Mucho glamur tal vez?

Merino.- Eso... eso...

Diesel.- Esto es más lujoso que el Palacio de Cristal. ¿Recuerdas el Palacio de Cristal?

Merino.- Sí. A veces lo recuerdo.

Diesel.- ¿Y por eso te da por vivir en un palacete como éste?

Merino.- Pues esto no es nada cuando veas mi vivienda en el histórico barrio de Santa Catarina.

Diesel.- ¿Te estás refiriendo a La Lagunilla del Centro Histórico de esta hermosa ciudad?

Merino.- ¿Dónde has aprendido tú todo eso?

Diesel.- Es que yo soy un periodista verdadero. ¿Y tú, Merino? ¿Eres periodista verdadero o solamente un comunicador del Partido Comunista?

Merino.- Yo... esto... me acabas de meter el tercero...

Diesel.- Como sigamos así te voy a golear más que al Numancia sin yo querer hacerlo, machote. ¿En qué Universidad sacaste el título de Periodismo?

Merino.- No. No tuve que estudiar. Me concedieron el título honorífico de comunicador del Partido Comunista.

Diesel.- ¿Por decisión directa del leónidas de turno?

Merino.- Sí. Se llamaba Leonid.

Diesel.- Cierto, Merino. Leonid Ilich Brézhnev para ser más exactos.

Merino.- ¡Joder, Diesel! ¿También sabes cómo se escribe con total exactitud?

Diesel.- Eso es. Tú quizás tengas dificultades para hacerlo.

Merino.- Es que lo importante es hacer la pelota sin entender ni jota.

Diesel.- Vaya, vaya y vaya. Pues metidos a poetas ahí va la mía: Si me hago comunista salgo en la revista. ¿Qué te parece?

Merino.- No entiendo el mensaje.

Diesel.- Pues quiere decir que follando con una millonaria y haciéndose comunista sales en las portadas del "Pravda". ¿Verdadero o falso?

Merino.- ¡Me la acabas de meter otra vez más! ¡Es cierto!

Diesel.- Perdón por esta pregunta de carácter fuerte pero no tengo más remedio que hacerla. ¿Para dar por culo a los imperialistas?

Merino.- Eso... eso...

Diesel.- Pero viviendo como los imperialistas; o sea, a todo lujo. ¿También es eso... eso...?

Merino.- Estoy agotado, Diesel; pero es verdad.

Diesel.- Entonces rebajemos el tono no vaya a ser que te hundas antes de tiempo.

Merino.- Pregunta... pregunta...

Diesel.- Pregunto, pregunto. ¿Es por eso por lo que te invitaron a estar viendo gratuitamente y con todos los gastos pagados los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 por los servicios prestados a La Causa?

Merino.- Es que La Causa es La Causa...

Diesel.- Y La Guasa es La Guasa. ¿O no, machote?

Merino.- Ponte serio, Diesel.

Diesel.- ¿Y yo que estoy pensando que estoy serio y tú estás acojonándote?

Merino.- Un poco, Diesel, un poco.

Merino me acerca la botella de vodka.

Diesel.- Que no, Merino, que prefiero la cocacola sola. Por cierto. ¿Te va mucho la marcha del cuba libre?

Merino.- Es que un cuba libre es un cuba libre.

Diesel.- Aunque en Cuba no se sepa lo que es la libertad. ¿O me equivoco?

Merino.- Me acabas de meter otro gol. ¿Podemos cambiar de tema?

Diesel.- Podemos. Por eso te voy a hacer una pregunta que quizás sea capciosa del todo pero me parece muy importante para aclarar cierto asunto.

Merino.- Si es para aclarar algo no dudes en preguntarme

Merino se aclara la garganta con un poco de vodka y después lanza un eructo.

Diesel.- Los eructos no me asustan, machote.

Merino.- ¿No te asustan mis eructos?

Diesel.- No me asustan ni tus eructos ni los rugidos de Fidel. ¿Te has enterado ya de qué voy yo?

Merino.- ¿De independiente tal vez?

Diesel.- Pues sí, pero no olvides lo de autónomo e imparcial.

Merino.- Espero que seas imparcial en esa pregunta que parece tan capciosa e importante a la vez.

Diesel.- Pues lo soy. ¿Puedes decirme por qué llamabais imperialistas a los norteamericanos cuando las URSS también era un imperio o buscaba ser el mayor imperio de la historia mundial?

Merino se queda totalmente cortado y se le borra la sonrisa... así que no me queda más remedio que volver a hacerle recordar...

Diesel.- ¿No recuerdas que queríais hacer un imperio terrenal con el comunismo tanto los rusos de Lenin como los chinos de Mao?

Merino.- No sé qué decir...

Diesel.- ¿Tan pronto te rajas, machote?

Merino.- Es que era verdad.

Diesel.- ¿Volvemos al principio?

Merino.- ¡No, por favor, Diesel, no me recuerdes lo de Madrid!

Diesel.- Lo siento pero es muy bueno recordar. ¿No mamaste tú de la Artillería de España?

Merino.- Pues sí. Ahora que lo recuerdo sí que es cierto.

Diesel.- Pero te cagaste del todo y preferiste no hacer el Servicio Militar huyendo a las Américas del Centro. ¿Verdadero o falso?

Merino.- ¡Sí! ¡Me cagué a la pata abajo y me fui para no hacer el Servicio Militar!

Diesel.- ¿Y no te produce pena el hecho de saber que en el Servicio Militar podríamos haber tirado los dos juntos a la diana?

Merino.- ¿A qué Diana?

Diesel.- No. No he dicha a ninguna chavala de nombre Diana porque eso yo lo respeto del todo. He dicho diana con d minúscula... aunque tú cuando escuchas lo de Diana a lo mejor hasta te pones a pensar en la diosa de la caza. ¿Te he cazado tal vez?

Merino.- ¡Sí! ¡Me has cazado como a un gazapo!

Diesel.- O sea, que tuviste miedo a la Mili. ¿Y la Pili? ¿Qué tal la Pili?

Merino.- Hace mucho que no me funciona.

Diesel.- Perdona, Merino, pero no me refiero a la pilila sino a la Piluchi.

Merino.- Está muy bien gracias a Dios.

Diesel.- ¿Gracias a Dios siendo ateo?

Merino (tomando otro trago de vodka).- Se me está agotando la resistencia.

Diesel.- ¿Cuánto voltaje tienes, Merino?

Merino.- ¿Te refieres al Alto Volta?

Diesel.- Sí. Me refiero al voltaje comunista en ese país africano.

Merino.- ¿Te estás refiriendo a Sankara?

Diesel.- Exacto. Me estoy refiriendo al "Che Guevara africano" que se llamaba, en realidad, Thomas Isidore Noël Sankara.

Merino.- Ya murió el 15 de octubre de 1987.

Diesel.- ¿Y también le adoráis los comunistas?

Merino.- Me dejas sin palabras, Diesel.

Diesel.- Entonces permíteme cantar algo para relajarnos un poco ya que hablamos de adorar a personajillos más o menos ilustres pero muy poco o nada ilustrados.

Merino.- Canta y así relajo mis nervios.

Diesel (me pongo a cantar).- ¡Adoro la calle en que nos vimos!

Merino (más nervioso que nunca).- ¡Que no, que no y que no! ¡Que no me recuerdes a la Alcalde Sáinz de Baranda, por favor?

Diesel.- ¿No quieres que te pregunte por aquello de la tabaca aumentativa?

Merino (recordando).- Empezaba a caer la tarde y la noche comenzaba a caer sobre el descampado junto al puente del Tren de Arganda en la Doctor Esquerdo de Madrid.

Diesel.- Y comenzaban a cantar los grillos, Merino. ¿Recuerdas también que comenzaban a cantar los grillos cuando lo de la tabaca aumentativa y tú de burro como siempre?

Merino.- Claro que lo recuerdo... pero...

Diesel.- Pero también estaban presentes Bonifacio y Máximo. ¿No es cierto?

Merino.- ¿Por qué me lo haces recordar, Diesel?

Diesel.- Por aquello que dijiste, delante de toda tu birriosa bandada del barrio para hacerte el machote, que nosotros parecíamos una vajilla de vasos en escala de mayor a menor. ¿Y tú? ¿Qué parecías tú después de la tabaca aumentativa?

Merino.- Lloré.

Diesel.- A todos nos toca llorar alguna vez en la vida. ¿Sabes tú que yo también lloro a veces?

Merino.- ¿Por lo de la tabaca aumentativa?

Diesel.- No. No lloro por cosas de niños sino sólo por cosas de hombres.

Merino.- ¿Puedo invitarte a mi lujosa vivienda junto a la Iglesia de Santa Catarina?

Diesel.- ¡Carambolas! ¿Un comunista viviendo junto a la iglesia de una santa? ¿Cómo puede ser eso? ¿No decís, cantando a pleno pulmón para que os oigan los proletarios a los cuales margináis a la hora de elegir a las calientes bolcheviques, que ni en dioses, reyes ni tribunos, está el supremo salvador? ¿Es que no sabes que Santa Catarina sí creía en Jesucristo? ¡Venga Merino! ¡Menos lobos caperucita roja y le cuentas el cuento a otro que sea en verdad tonto del todo! ¡Me tengo que marchar que se me hace tarde y me esperan en la Redacción!

Merino.- ¡Espera! ¡Te olvidas la cocacola!

Diesel.- Déjalo. Guárdate esa botella como recuerdo para que no me olvides ni tan siquiera un momento porque, como estamos recordando a las Santas, me despido a lo Lorenzo Santamaría. Y que tengas buenas confesiones con Lenin, Merino, a ver si te perdona lo de las cocacolas norteamericanas. Chao.

Salgo directamente hacia el Aeropuerto Internacional de Ciudad México intentando no encontrarme con Tomás porque no quiero que sepa la verdad de mi persona y que siga creyendo lo que quiera sobre mí. Espero tener suerte y no encontrarme con Tomás para poder seguir siendo libre o, mejor dicho, estar liberado del todo y de todos menos de mi Princesa. A ver qué dice ahora Tomás de mi Princesa y a ver qué sigue pensando de mí. Pero no me importa porque como torta... mientras vuelo con destino a Madrid... donde haré escala hasta San Javier. ¡Madre mía cuánta cantidad de santos y de santas hay hoy en día por esas iglesias de Dios hasta vestidos y vestidas con camisas rojas o azules porque lo mismo da que da lo mismo. Fin de la Entrevista para la Revista. Supongo que los del Pravda no me la van a editar.

2 Comentarios

  • Norma

    Diesel, muy ocurrente la entrevista genial
    un abrazo

    21/08/15 04:08

  • Diesel

    Muchas gracias Norma. Quiero decirte algo muy importante: sé siempre tal como eres y no te dejes doblegar por nadie a la hora de elegir el Camino, la Verdad y la Vida. Es la única manera de vivir feliz en la Tierra. Un abrazo amistoso y cordial de parte de un cristiano verdadero que sólo piensa, escribe y sueña mientras deja pensar, escribir y soñar a los demás pero que defiende sus Principios por encima de todas las cosas. Sé siempre tú misma y te habrás encontrado contigo misma. Eso sí que es importante.

    21/08/15 11:08

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Diesel