La Prepotencia (café-tertulia)

Prepotencia es una palabra que tiene su origen etimológico en el vocablo latín "praepotentia". Se trata de las características de una persona que es prepotente; es decir, que impone su poder o autoridad sobre otras personas para sacar un provecho o para ostentarlo. El prepotente es un individuo que abusa de su poder o hace alarde de él comportándose como un abusador; o sea, trata a las personas que están bajo su mando como si fueran objetos por el simple hecho de que están bajo su influencia.

La prepotencia suele asociarse a la soberbia y a la arrogancia. El sujeto prepotente tiene una excesiva valoración de sí mismo; en otras palabras, se siente superior a los demás aunque no lo sea. Por eso no duda en tratar de imponerse por la fuerza (sea esta fuerza de tipo físico o de tipo simbólico) convencido de que el resto de las gentes deben someterse a su voluntad.

Para los sociólogos, los psicólogos y los psiquiatras, la prepotencia es una enfermedad mental producida por una baja autoestima y un complejo de inferioridad que lo transforma en un complejo de superioridad para no ser descubierto por los demás,

El gran William Shakespeare dejó escrito en su obra teatral "Julio César" lo siguiente: "Es sabido que la humildad es una escala de la ambición del prepotente que la utiliza para ser un trepador; y una vez en le peldaño más alto al que llega, da entonces la espalda a la humildad, tiende a ser orgulloso y desdeña a los humildes que le encumbraron".

Y la árbitra femenina de rugby masculino, Alhambra Nieves, declaró al diario deportivo As, hace sólo una semana, que "cuando más visibilidad exista más ayudamos a romper el miedo". Lo que quiere decir que cuanto más hablemos de la prepotencia de un individuo menos miedo hay que tenerle porque sabemos que es un ser traumatizado por el ansia de poder pero, en realidad, presenta tales carencias sociales que no deben importarnos su pedantería porque el prepotente, además de soberbio y arrogante es, sobre todo, un petulante.

El individuo que es prepotente siempre se cree que es "una vaca sagrada", lo que en sentido comprensible quiere decir que cree ser una persona importante al que no se le debe criticar nunca; aunque de importante sólo tenga su apariencia y nada más que su apariencia.

Los individuos prepotentes pueden vivir situaciones pasajeras de poder, en algunos casos, pero también pueden ser criticados y verse obligados a soportar la soledad y el aislamiento como consecuencia de su forma de comportarse con los demás.

Para Jiddu Krishnamurti, el nacionalismo es un proceso de aislamiento que provoca miseria y destrucción y K.J.Parker, pseudónimo de Thomas Charles Louis "Tom" Holt, "en política, lo importante es lo que no se dice".

Hemos hablado de soberbia, arrogancia y petulancia como características más destacadas del prepotente y, en este sentido, Juan Montalvo dijo: "la soberbia es el abismo donde suele desaparecer hasta el mérito verdadero"; Fulton John Shen dijo; "la arrogancia es la manifestación de la debilidad, el miedo secreto hacia los rivales"; y un anónimo afirmó: "la petulancia es directamente proporcional a la ignorancia y la sencillez es directamente proporcional a la inteligencia".

Etiquetas:

1 Comentarios

  • Diesel

    El imprudente no lleva nunca ninguna rueda de repuesto y por eso le pasa lo que le pasa, que se ve muchas veces en apuros muy apurados; el prudente lleva siempre una rueda de repuesto y puede pasar más o menos bien; pero el que es muy prudente, al ser el más inteligente de todos, lleva en todo momento dos ruedas de repuesto y por eso no le pasa nada de nada.

    08/11/17 03:11

Más de Diesel