TusTextos.com

Mi Visión Personal de Arlt (para Ateo)

Compañero Ateo: muchas gracias por tu excelente comentario a mi texto Mate en Buenos Aires y esa aclaración de que no es en el final de la Uriburu donde está la Facultad de Medicina aunque se llega a ella precisament por la Uriburu... pero lo que más me ha interesado de tu comentario (todo él formidable por cierto) ha sido tu preferencia especial por Roberto Arlt en la Linteratura Argentina. Estoy totalmente de acuerdo con la gran importancia que tiene Roberto Arlt en la litera en prosa argentina del siglo XX. Yo opino que el trípode fundamental de la literatura argentina del siglo XX (en prosa) es el compuesto por Jorge LUis Borges, Roberto Arlt y Julio Cortázar (el orden de los factores no altera el producto en este caso) y con los complementos también fundamentales de Macedonio Fernández y Eduardo Mallea.

Con respecto a Roberto Arlt (que es un tema apasionante para exponerlo aunque sea en un breve ensayo literario como el que estoy escribiendo) te puedo decir que no ha leído sus "Aguafuertes" (toma nota inmediatamente en mi agenda de libros por leer) pero sí he leído mucho de Arlt (por gusto y por obligación a la par ya que estuve dando clases de Literatura Hispanoamericana por 3 años en el colegio El Sauce de la ciudad de Quito a alumnos de último año que ya se preparaban para ingresar en las universidades). Bien. No me quiero apartar del asunto.

Lo que he leído de Arlt a lo largo de mi vida ha sido "El juguete rabioso", "El criador de gorilas", "La fiesta del hierro, "El jorobadito", "El fabricante de fantasmas" y, por supuesto el infaltable y necesario "Los siete locos" para profundizar en la personalidad de Arlt.

De todo ello concluyo que Arlt (del cual se cree que surgió del Grupo de Boedo junto con Barletta, Oliveri, Castelnuovo, César Tiempo y otros muchos más pero que el propio Arlt siempre lo negó) es cierto que escribe (fuese del Grupo Boedo o no) muy diferente a los demás componentes de dicho Grupo.

Lo que sí es muy claro y denotativo en la prosa (cuentos y novelas) de Roberto Arlt es las fuertes influencias que recibe de Dostoievski (por lo polifónico de sus personajes que siempre llevan el peso expresionista de todo el argumento o sea, descarga en sus personajes toda la dialéctica de sus obra haciéndoles llegar a los límites del alma humana), de Gorki (porque Arlt se presenta como un ingeniero del alma a través de sus propias experiencias vitales siempre en conjunción plena con el pueblo) y de Nietzsche (por su estilo de lenguaje combativo en el cual se incluye a veces la moral de la violencia).

Arlt no fue nunca un tradicionalista en sí mismo sino que perteneció (por su condición de hijo de emigrantes) a la nebulosa crepuscular de los escritores que trataron de la moral existente en una ciudad (Buenos aires) donde sus pobladores se desembarazan de presiones y censuras sociales entrando en el mundo de las incertidumbres dialécticas.

Arlt no tuvo la menor fe católica en su pensamiento excepto en ciertas connotaciones que aparecen en sus fantasías creativas. Por otro lado considero que Arlt fue un escritor muy libertario que escribió sin ninguna restricción pero siempre respetando la ley.

La sociedad bonaerense le ofreció a Arlt algunas frustraciones existencialistas cuando, a través de sus novelas, exploró las regiones existentes entre la vida pública y los intereses privados. Y con todo ello formó una constelación de intimidades muy "familiares" que le introdujeron en una "zona de angustia" al ahondar en una sociedad donde halló muchas "cáscaras de hombres". Es debido a eso por lo que su genio artístico fue de una gran agudeza mental. Esas angustias se notan mucho en el nombre que pone a muchos de sus personajes de cuentos y novelas ("La Bizca", "La Coja", "El Castrado", etcétera).

Se puede decir que el mundo literario de Arlt es, en cierto modo, apocalìptico: la ciudad refleja la selva en una escala mayor y más inhumana. Se está refiriendo a esos emigrantes que llegaban a Buenos Aires buscando el soñado El Dorado.

La imaginación de Roberto Arlt resulta totalmente fascinante para sus lectores porque es una imaginación extravagante que le distancia mucho de los componente del Grupo Boedo (por eso puede ser cierto que no perteneció a dicho grupo como él mismó afirmó en algunas ocasiones). También es por eso por lo que las situaciones fantásticas que aparecen en sus cuentos como El criador de gorilas y El jorobadito, al igual que en su novela Amor brujo es muy comparable a una moral social que no se ha visto después en ningún otro escritor hasta que apareció el alemán Günter Grass quien, para mi, es un seguidor de Arlt.

Un abrazo, Ateo, y es un enorme placer dialogar contigo.
Diesel28 de marzo de 2009
Archivado en:
ensayo

2 Comentarios

  • Ateo

    muy buen analisis de arlt diesel. un gusto intercambiar asi. te mando de regalo una de mis aguafuertes favoritas de arlt. se llama la tragedia de un hombre honrado. vos sabes que arlt era comunista, fue redactor del periodico bandera roja en el segundo lustro de los '30 y expulsado del mismo por su desobediencia literaria -que rechazaba los recursos del realismo socialista impuestos por el stalinismo- y su linea pol?tica ultraizquierdista que distaba de la pol?tica del PC de hacer frentes populares. Arlt vivia en pensiones baratas, era alquimista y cultivaba el mundo de la marginalidad y el proletariado porte?o con pasi?n de antropologo. ahi va el aguafuerte

    Aguafuerte de Roberto Arlt

    LA TRAGEDIA DE UN HOMBRE HONRADO

    Todos los d?as asisto a la tragedia de un hombre honrado. Este hombre honrado tiene un caf? que bien puede estar evaluado en treinta mil pesos o algo m?s. Bueno: este hombre honrado tiene una esposa honrada.

    A esta esposa honrada la ha colocado a cuidar la victrola. Dicho procedimiento le ahorra los ochenta pesos mensuales que tendr?a que pagarle a una victrolista. Mediante este sistema, mi hombre honrado economiza, al fin del a?o, la respetable suma de novecientos sesenta pesos sin contar los intereses capitalizados. Al cabo de diez a?os tendr? ahorrados...

    Pero mi hombre honrado es celoso. ?Vaya si he comprendido que es celoso! Levantando la guardia tras la caja, vigila, no s?lo la consumici?n que hacen sus parroquianos, sino tambi?n las miradas de ?stos para su mujer. Y sufre. Sufre honradamente. A veces se pone p?lido, a veces le fulguran los ojos. ?Por qu?? Porque alguno se embota m?s de lo debido con las regordetas pantorrillas de su c?nyuge. En estas circunstancias, el hombre honrado mira para arriba, para cerciorarse si su mujer
    corresponde a las inflamadas ojeadas del cliente, o si se entretiene en leer una revista. Sufre. Yo veo que sufre, que sufre honradamente; que sufre olvidando en ese instante que su mujer le aporta una econom?a diaria de dos pesos sesenta y cinco centavos; que su leg?tima esposa aporta a la caja de ahorros novecientos sesenta pesos anuales. S?, sufre. Su honrado coraz?n de hombre prudente en lo que ata?e al dinero, se conturba y olvida de los intereses cuando alg?n carnicero, o cuidador de ?mnibus, estudia la anatom?a topogr?fica de su tambi?n honrada c?nyuge. Pero m?s sufre a?n cuando el que se deleita contemplando los encantos de su esposa es alg?n mozalbete robusto, con bigotitos insolentes y espaldas lo suficientemente poderosas como para poder soportar cualquier trabajo extraordinario. Entonces mi hombre honrado mira desesperadamente para arriba. Los celos que los divinos griegos inmortalizaron, le desencuadernan la econom?a, le tiran abajo la quietud, le socavan la alegr?a de ahorrarse dos pesos sesenta y cinco centavos por d?a; y desesperado hace rechinar los dientes y mira a su cliente como si quisiera darle tremendos mordiscones en los ri?ones.

    Yo comprendo, sin haber hablado una sola palabra con este hombre, el problema que est? encarando su alma honrada. Lo comprendo, lo interpreto, lo "manyo". Este hombre se encuentra ante un dilema hamletiano, ante el problema de la burra Balaam, ante... ?ante el horrible problema de ahorrarse ochenta mangos mensuales! Son ochenta pesos. ?Saben ustedes los bultos, las canastas, las jornadas de dieciocho horas que ?ste trabaj? para ganar ochenta pesos mensuales? No; nadie se lo imagina.

    De all? que lo comprendo. Al mismo tiempo quiere a su mujer. ?C?mo no la va a querer! Pero no puede menos de hacerla trabajar, como el famoso taca?o de Anatole France no pudo menos de cortarle unas rebarbas a las monedas de oro que le ofrec?a a la Virgen: segu?a fiel a su costumbre.
    Y ochenta pesos son ocho billetes de a diez pesos, diecis?is de a cinco y... diecis?is billetes de a cinco pesos, son plata... son plata...
    Y la prueba de que nuestro hombre es honrado, es que sufre en cuanto empiezan a mirarle a la c?nyuge. Sufre visiblemente. ?Qu? hacer? ?Renunciar a los ochenta pesos, o resignarse a una posible desilusi?n conyugal?

    Si este hombre no fuera honrado, no le importar?a que le cortejaran a su propia esposa. M?s a?n, se dedicar?a como el c?lebre se?or Bergeret, a soportar estoicamente su desgracia.
    No; mi cafetero no tiene pasta de marido extremadamente complaciente. En ?l todav?a late el Cid, don Juan, Calder?n de la Barca y toda la honra de la raza, mezclada a la terribil?sima avaricia de la gente del terru?o.

    Son ochenta pesos mensuales. ?Ochenta! Nadie renuncia a ochenta pesos mensuales porque s?. ?l ama a su mujer; pero su amor no es incompatible con los ochenta pesos.
    Tambi?n ama su frente limpia de todo adorno, y tambi?n ama su comercio, la econom?a bien organizada, la boleta de dep?sito en el banco, la libreta de cheques. ?C?mo ama el dinero este hombre honrad?simo, malditamente honrado!

    A veces voy a su caf? y me quedo una hora, dos, tres. ?l cree que cuando le miro a la mujer estoy pensando en ella, y est? equivocado. En quien pienso es en Lenin... en Stalin... en Trotzky... Pienso con una alegr?a profunda y endemoniada en la cara que este hombre pondr?a si ma?ana un r?gimen revolucionario le dijera:
    ?Todo su dinero es papel mojado.

    28/03/09 05:03

  • Diesel

    !!Muchas gracias Ateo!!. Me ha encantado tanto este aguafuerte de Arlt que en cuanto pueda doy prioridad a su libro "Aguafuertes" para comprarlo y leerlo y guardarlo en mi humilde bibilioteca. !!Gracias compa?ero!!.

    28/03/09 05:03

Más de Diesel